Esperpento del Sevilla en Anoeta para cerrar el año. Eduardo Berizzo, que empieza a estar más que cuestionado, trataba de analizar el encuentro: «Habíamos corregido los desajustes de la primera parte y nos habíamos adueñado de la segunda parte. Habíamos reaccionado, pero recibimos el segundo gol y nos hace daño. A partir del gol se ve nuestra mejor cara y queríamos remontar. Nos pasa a menudo que necesitamos que pase algo en el partido, un estímulo, para volver a remontar y meternos y es algo que tenemos que corregir. Tendremos que corregir cosas porque luego recibimos otra vez”

Finalmente, el técnico argentino pedía deseos para el año próximo: “Tenemos que descansar, evaluarnos y mejorar de cara al futuro. Espero que el 2018 sea un año más sereno, a nivel de salud, evidentemente, y que gane el Sevilla».