El murciano José María Sánchez Martínez se encargó este domingo de dirigir el encuentro correspondiente a la última jornada de la primera vuelta en Primera División, en el que se enfrentaron el Deportivo Alavés y el Sevilla FC en el estadio de Mendizorroza.

El choque, cuyo resultado final fue de 1-0 favorable al conjunto de Abelardo, no tuvo demasiada polémica. Tan solo cabría destacar la expulsión de Duarte. En cuanto a las tarjetas, tres jugadores fueron amonestados con amarilla en el Deportivo Alavés (Ely, Pina y Manu García), más la doble amarilla para Duarte. En el equipo de Montella vieron la cartulina los dos centrales, Kjaer y Lenglet.

Minuto 83: Duarte es amonestado por segunda vez en el partido y es expulsado del partido, una expulsión totalmente justa y que incluso pudo llegar mucho antes, pues el defensa almeriense arriesgó en varias ocasiones, siendo perdonado por Sánchez Martínez. La roja llegó en la recta final, ya demasiado tarde, y poco o nada influyó en el encuentro.

Sin más que reseñar, un arbitraje que pasó desapercibido, y eso siempre es una buena noticia. La nota para él es un 8.

Foto: LaLiga.