Síguenos en

Análisis

Análisis | El rival: Real Betis

Escrito por Antonio Durán / Beticismo.net 

@aduran93_

 

El Real Betis llega a Nervión en un momento contradictorio. Pese a haber dejado atrás la crisis de juego que padeció durante casi dos meses, y que puso en jaque la reputación de Setién, el conjunto verdiblanco no acaba de encadenar buenos resultados. El resurgimiento visto ante el Atlético no se cobró en puntos, y a la victoria en Málaga le siguió una nueva derrota. Bien es cierto que esta última fue muy circunstancial, pero al fin y al cabo significó otra jornada sin sumar para los de Heliópolis. Sí se puede decir que este Betis ha vuelto a latir en el juego, un termómetro a menudo a más fiable que el del marcador. Lo ha hecho gracias a Zouhair Feddal y a ciertas actualizaciones de su entrenador.

Los de Quique Setién comenzaron el curso con muchísima energía y finalizaron septiembre en posiciones europeas, un saldo que sobrepasaba toda expectativa. Pero a mediados de octubre sufrió dos pérdidas consecutivas: en pocos días cayeron lesionados Feddal y Durmisi, dos de los responsables del brazo izquierdo de la salida de balón bética. El juego del equipo se resintió casi de inmediato. El uso (obligado) de Amat como central zurdo generaba ineficiencias, Tosca no afinaba el pie y los interiores no tendían la mano a un Javi García cada vez más encimado. Por otro lado, en esas fechas se sucedieron rivales que presionan con mucho brío, como son los casos de Eibar, Girona o Getafe. Durante varias jornadas, el Betis extrajo más perjuicios que ventajas de su salida de balón.

A Setién no se le discute el haber inculcado en los suyos unos hábitos sobre el campo; eso lo ha logrado. Lo que se le achaca al cántabro es no haber sabido hacer ‘el torniquete’ cuando su equipo se desangraba. No son pocas las hemorragias que padeció este Betis durante el otoño, a las que Quique no supo  ponerles fin. El 10 de diciembre, sin embargo, ante el Atlético y contra todo pronóstico, el cuadro heliopolitano se reencontró a sí mismo. Curiosamente ese día volvía a la titularidad Zou Feddal. Es difícil entender el impacto que está teniendo el central marroquí en el sistema y en sus compañeros. De alguna manera su temple contagia a Adán, envalentona a Mandi y tranquiliza a la tribuna.

Pero no sólo el regreso del de Tetuán ha mejorado al Betis en las últimas tres citas. La forma en la que Setién ha resuelto la baja de García, colocando a Amat de mediocentro y resituando a Fabián a su altura, bien merece mención. Y es que el canterano estaba siendo interior en el clásico 4-3-3 utilizado durante todo el curso, pero en estos últimos tres encuentros, Setién le ha dado matices a su posición, mostrándose el del Los Palacios, en muchas ocasiones, en paralelo al pivote. Está por ver si una vez regrese Javi García, Quique mantiene esa doble alternativa. Fabián ha alcanzado una colosal cuota de protagonismo en las últimas fechas, interviniendo en el juego más que ningún otro compañero: 102 participaciones por partido.

Aunque la baja indefinida de Tonny Sanabria, que estaba siendo uno de los rematadores del campeonato, le resta mucho poder a este Betis, el equipo de Setién ha vuelto a parecerse al de principios de curso. Un equipo con mucha cuota de balón, que prioriza salir (y atacar) por el perfil derecho y que aún tiene ciertos problemas para abrir a rivales replegados, un mal que quizás pueda sanar Boudebouz, que parece cada día un poco más entonado.

Claves

Posible once de Setién

  • Quién tiene la pelota. Montella es un técnico al que, como a Setién, le gusta llevar la iniciativa, así que está por ver cómo se adapta el uno al otro. Mirando a un posible precedente, en el amistoso que Milan y Betis disputaron a principios de agosto en Catania, el italiano intentó que su equipo robase muy arriba y atacase a alta velocidad. Fue Setién quien quiso posesiones largas.
  • La posición de Fabián. El nuevo rol del canterano estaba siendo una respuesta a la ausencia de Javi García. Si el murciano regresa, está por ver si Setién mantiene esa salida “a doble banda” o devuelve a Fabián al puesto de interior clásico.
  • La concentración. En los últimos años al Betis le han pasado factura los nervios en el Sánchez Pizjuán. Y aunque este año pueda pecar de impersonal, si algo tiene este Sevilla es dinamita para castigar cualquier error. Ben Yedder se ha mostrado venenoso en casi cualquier contexto.

David Ruiz

Periodista, Sevilla. Amante del Deporte en general y del fútbol internacional en particular. Especialista en análisis tácticos. Redactor y productor en Number 1 Sport. Me escuchaste en SFC Radio y ahora puedes hacerlo en @eldesmarqueradio.

Comentarios
Publicidad

Último partido

UEFA Europa League - Jornada 1

Sevilla FC
5 - 1
St Lieja

Próximo partido

LaLiga Santander - Jornada 5

Levante UD

Sevilla FC

Estadi Ciutat de València

23/09/2018 · 12:00h

beIN Sports LaLiga

Más en Análisis