Síguenos en

Análisis

Análisis | Sevilla FC 3-1 Atlético de Madrid

Ganar, ganar y pasar

Suena repetitivo, pero cada partido que pasa con Vincenzo Montella al mando de este Sevilla, se demuestra que los resultados que están dando estas sensaciones no son casualidad. Más si analizamos los últimos tres encuentros como un pack indivisible. Se le ha ganado con efectividad a dos equipos antitéticos en propuesta en el mejor momento de la temporada, cosa que aterraba hace tan sólo unas semanas. Centrándonos en el de ayer, al club hispalense le tocó en el sorteo el equipo que mejor domina las eliminatorias; pues bien, lo ha vencido  tanto en la ida como en la vuelta endosándole cinco tantos en dos envites, cifras que contrastan con los nueve recibidos en 20 ligueros. Meritazo.

Cuesta muchísimo encontrar algunos nombres que emanen por encima del colectivo, pero junto al Mudo, como decía Diego Pablo Simeone “Rico ha hecho muy buenas actuaciones tanto en la ida como en la vuelta”. La que le para a Diego Costa en el Wanda o el mano a mano de Correa que ‘estropea’, son eso que siempre se le pidió: paradas decisivas en momentos decisivos, que es lo que diferencia a un portero decente de un buen guardameta.

Por su parte, el italoargentino ha logrado revertir cual calcetín su situación. De salir desde el banquillo pitado y sopesando su marcha, a ser un titular indiscutible y terminar su participación con ovación cerrada de su público. Algo ha cambiado en él. Su actitud de ‘pecho frío’ (como alguno ha calificado alguna vez) ha terminado tornando en una imagen de alguien que la pelea todas y cuya posesión del esférico siempre se traduce en algún rédito para su equipo. Ya sea en pases como en faltas. No sabemos la influencia real que tiene el ex de Palermo y cómo maneja el tempo. Como un acordeón, cuando él así lo interpretaba, se metía hacia zona de medios o de delanteros según las necesidades.

Junto a esos dos nombres, también ha sido la eliminatoria de las respuestas. Es de difícil análisis ponderar el factor respondón. Saber golpear en los puntos clave como, por ejemplo, supo hacer el Betis de Quique Setién en su visita al Sánchez Pizjuán. En la ida no se arrugó tras el tanto de costa y no sólo empató el partido sino que lo remontó; en la vuelta pegó el puñetazo sobre la mesa al inicio de ambas partes. Eso trastoca cualquier plan que tuviese Simeone en la cabeza.

4-4-2 con las líneas muy juntas en repliegue y presión, manejando la jugada de propuesta y elaboración (primer tanto, de Escudero) y la de contraataque rápido de robo y finalización (tercer gol, de Sarabia). Cualquiera que no hubiese visto al City de Guardiola la pasada temporada pensaría que el partido estaba en Navas. Fuera de su zona de confort. Pero como ya demostró en su última campaña citizen, es capaz de amoldarse y cumplir en cualquier lugar donde lo pongan. Iba bien hasta de cabeza. Su pareja con Sarabia se complementa a la perfección: uno por dentro y el otro por fuera para crear superioridad.

He omitido meter a Banega como uno de los hombres de estos Cuartos de Copa porque ya saben que él es de esos toreros que aparecen en los grandes carteles. Ha dado otro pasito más hacia la figura de mediocentro total. Roba, organiza, juega y llega. Nueve millones le ha costado al Sevilla. Ganga. Tango argentino a precio de saldo. No hay ninguno como él, y eso que a alguno no le pareció bien su fichaje allá por verano.

Para finalizar, no deberíamos obviar la eliminatoria total de Mercado y de Lenglet. Hay que recordar que Montella, a su llegada, ya reconoció que sólo había visto los partidos de Champions del ahora equipo suyo. No conocía mucho más. Lo primero que ha hecho es sacar al argentino del lateral y ponerlo de central (su posición) junto a Lenglet. Qué pareja más dominante en salida, corte y juego aéreo. Lo que le falta a uno, lo pone el otro y viceversa. Han parado, al menos parcialmente, a Diego Costa, Griezmann y Gameiro.

Estaba claro que por nombres, era demasiado raro que esta plantilla estuviera bajo mínimos. El planteamiento futbolístico que tenía Berizzo devaluaba a cualquier futbolista. Ahora, materializado en efectivos como Correa o N’zonzi entre otros, el rendimiento es tan coral que es difícil nombrar a alguien que no está bien. Aún quedan muchas piedras que poner en el camino, pero Montella está consiguiéndolo.

Manuel López

Estudiante de periodismo - Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Último partido

LaLiga Santander - Jornada 9

FC Barcelona
4 - 2
Sevilla FC

Próximo partido

UEFA Europa League - Jornada 3

Sevilla FC

Akhisarspor

Spor Toto Akhisar

25/10/2018 · 21:00h

GOL

Más en Análisis