Síguenos en

Análisis

Análisis táctico | Cádiz CF 0-2 Sevilla FC

Ser o no ser

Existen dos tipos de argumentos sobre la destitución de Berizzo. Uno en el que se exime todo lo que trascienda en un partido y que se centra en los meros resultados cosechados; otro en el que casi todo el peso se lo lleva las sensaciones dadas en el desarrollo del juego. En otras palabras, una posición lleva al ‘ser’ y la otra al ‘no ser’. Montella, tras meses sin ser nada en cuestiones meramente tácticas, hizo que su equipo fuera ‘ser’ durante 45 minutos, lo que duró el físico.

Es imposible cambiar los hábitos en un puñado de días, pero parece que algo ha mutado en este Sevilla. De la carencia de un estilo potencial de juego se pasó a una exposición de ideas regular, vertical e interesante. Y, ojo, sin tener que tirar la primera parte por la borda.

El conjunto que entrenaba Berizzo siempre tenía las líneas muy despegadas. Era un equipo largo y extremadamente horizontal en el que costaba hilar pases eliminando líneas de presión. Uniendo más todas las parcelas del campo y haciendo una especie de viaje conjunto en las transiciones, los sevillistas consiguieron dotar de fluidez a un juego que días antes parecía gris y tedioso. Tanto es así que el equipo quería jugar hacia delante, y de no hacerlo teniendo posibilidades, Montella lo corregía como se vio que hizo una vez con Nolito.

Se aceleraba desde la base, no una vez llegados a tres cuartos de campo. De tal forma, en 10 minutos de partido ya se había visto más velocidad en las transiciones que en casi cinco meses con el anterior técnico. Pizarro daba salida lateral siempre y los extremos se metían hacia dentro para dejar la banda a los laterales. Como producto de ello siempre había una ingente cantidad de posibles rematadores dentro del área, por lo que Muriel tenía la libertad suficiente para moverse por donde quisiese con la certeza de que habría alguien ocupando su lugar en la lanza de ataque.

Sin marcajes individuales suicidas, el equipo se desencorsetó y durante 45 minutos se vio un equipo compacto que sabía a lo que tenía que jugar más allá del resultado. La segunda mitad, hasta que duró el físico, fue más Berizzo. Inconscientemente con 0-2 y un derbi a la vuelta de la esquina, te relajas.  Sales a especular y a punto estás de pagarlo: salvó Rico los muebles con dos paradones.

No es un día para sacar conclusiones porque así te lo marca un rival teóricamente inferior, pero lo cierto es que la carta de presentación es inmejorable. Se hicieron cosas que no se habían visto hacer en todo lo que llevábamos de campaña. Ni en la anterior ronda de Copa ante el Cartagena. Aún le queda mucho que trabajar al técnico italiano, pero parece que entre ser y no ser, ya ha elegido lo primero.

Manuel López

Estudiante de periodismo - Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Último partido

UEFA Europa League - Jornada 1

Sevilla FC
5 - 1
St Lieja

Próximo partido

LaLiga Santander - Jornada 5

Levante UD

Sevilla FC

Estadi Ciutat de València

23/09/2018 · 12:00h

beIN Sports LaLiga

Más en Análisis