Síguenos en

Análisis

Análisis táctico | UD Las Palmas 1-2 Sevilla FC

Estados de ánimo

Aunque intento separarme lo más posible del bielsismo y demás movimientos que beben de su influencia, es inevitable tener que recurrir a algunas píldoras en forma de frase del Maestro Marcelo. Hace algunos meses, ante la falta de gol del entonces su equipo, el Lille, dijo en una conferencia de prensa que a él no le preocupaba no hacer gol: “se entrena para generar situaciones de gol, pero las definiciones tienen condicionantes en un partido que son imposibles de reproducir en un entrenamiento”. En otras palabras, un entrenador trabaja diariamente para disfrutar de las opciones de meter un tanto, el resto recae en la espalda de unos futbolistas afectados por múltiples factores.

Tanto Berizzo como el propio Montella, más allá de sus proposiciones futbolísticas, han pasado por esta tesitura. Más el segundo que el primero, el Sevilla de esta temporada se ha convertido en un equipo que llega a las inmediaciones del arco rival sin tener el puño de hierro como para golpear la mesa y llegar holgadamente a los finales de partido. Algunos se han ganado, como este que analizamos; otros, como el último ante el Getafe, no se ganan. El juego del actual conjunto sevillista tiene base en los dos interiores. Sarabia y Correa llevan casi todo el peso ofensivo de su equipo pero encuentran un déficit en la toma de decisiones: a medida que se acercan al arco contrario, la posesión tiende a empeorarse. La única vez que estuvieron finos ahí, terminaron decantando el encuentro de su lado. Atinar en las acciones no se puede entrenar.

La UD Las Palmas dio grandes facilidades a su rival. La presión descoordinada de los canarios hacía que  los sevillistas saliesen con el balón jugado de manera impoluta siempre, encontrando a las espaldas de los laterales huecos que explotar sin mucho éxito. El centro también estaba desguarnecido y Mudo, con libertad, disfrutaba de esa tesitura.

Otras de las grandes frases que deja el entrenador argentino es esa que dijo en su etapa en el Athletic por la cual “las evaluaciones no deben hacerse en función de lo que se obtiene, sino en función de lo que se merece. Se valora más a quien consigue un SEAT con su trabajo que al que consigue un Mercedes con el dinero de la lotería”. En el partido que analizamos, los andaluces merecieron una renta mucho mayor y, a causa del problema anterior, terminaron sufriendo.

No terminar de cerrar los partidos supone un plus de desgaste físico para una plantilla que ya de por sí acumula muchos minutos jugados. Tras 10 jornadas sin conseguirlo, desde noviembre casi, los nervionenses consiguen dos victorias seguidas para confirmar que el fútbol es un estado de ánimo y que encaran los Octavos de Champions ante el United con el mayor de los optimismos.

Manuel López

Estudiante de periodismo - Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Último partido

LaLiga Santander - Jornada 4

Sevilla FC
0 - 2
Getafe CF

Próximo partido

UEFA Europa League - Jornada 1

Sevilla FC

St Lieja

Ramón Sánchez-Pizjuán

20/09/2018 · 18:55h

GOL

Más en Análisis