Síguenos en

Análisis

Análisis táctico | Sevilla FC 2-5 Atlético de Madrid

Cuestión de mente

 “Lo que piensas, lo serás; lo que sientas, lo atraerás; lo que imagines, lo crearás”. Así reza un proverbio budista que, por casualidad, leí esta mañana. El Sevilla imaginó ayer unos primeros treinta minutos impolutos. Tanto es así que dominó hasta que su mente dijo adiós a la competencia. No era cuestión de físico sino de golpes y poca capacidad de reacción a ellos.

Los sevillistas salieron al verde de Nervión con la intención de calcar el inicio que tuvieron en la vuelta copera. Gol rápido, balón a los del Cholo y matar al contragolpe. Tan factible parecía ese plan que desde el minuto uno hasta el treinta, pasando por una ocasión clarísima de Muriel, los locales empujaron a campo propio a su rival con puño de acero. Esa chance de gol errada acabó psicológicamente con el ariete cafetero, que lo siguió intentando sin el éxito que sí había tenido antes. Línea defensiva adelantada y movimientos rápidos de pelota.  Navas percutía por la izquierda con velocidad para sortear contrarios. Ahí estaba el partido en clave andaluza pero se lesionó y, con él, los otros 10 futbolistas.

Los atléticos se centraban en cortocircuitar el juego contrario una y otra vez en busca de la falta de continuidad hispalense, pero no encontraban una falta táctica en campo contrario que le permitiese avanzar líneas y aprovechar el verdadero planteamiento del Cholo: ahogar con su ya clásico cuatrivote la salida de Banega y N’zonzi. No se dilató mucho en el tiempo. Balón en largo a Costa, falta de este sobre Mercado, saque rápido que acaba perdiendo Banega. Al fallar ahí, al igual que su camarada colombiano, su mente se dispersó y dejó de tener la confianza que tenía.

La unidad de las líneas se diluyó. El equipo se hizo más largo y, entre eso y que Banega ya no tenía capacidad de insuflar aire filtrando balones, el Atlético de Madrid encontró un contexto ideal para hacer daño. Retumbaba en las cabezas rojiblancas eso de ‘lo que sientas, lo atraerás’, y el miedo se sintió y se creció. Las inseguridades daban lugar a errores individuales que ni en alevines.

Desde este humilde rincón, hemos repetido una y otra vez la importancia de los interiores en este esquema de Montella. Correa no está bien; Sarabia tampoco pero suma algo más que el argentino. La toma de decisiones de ambos termina decantando la balanza del acierto del lado rival. En el día de ayer, Nolito salió y, aunque sí bien es cierto que el contexto era el que era, aportó infinitud de cosas más que su compañero. Incluso metió un gol, faceta deficitaria del ex de Sampdoria y Estudiantes.

Este Sevilla es un equipo cuadriculado en cuanto a planteamiento. Es decir, si el envite que disputa sigue el curso esperado por él, no hay problema, pero en el momento en el que el rival se adelanta, se le caen los esquemas. Esta situación es sostenible para competiciones con eliminatorias, nada que ver con una liga donde se premia la regularidad.

Manuel López

Estudiante de periodismo - Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Último partido

LaLiga Santander - Jornada 4

Sevilla FC
0 - 2
Getafe CF

Próximo partido

UEFA Europa League - Jornada 1

Sevilla FC

St Lieja

Ramón Sánchez-Pizjuán

20/09/2018 · 18:55h

GOL

Más en Análisis