Síguenos en

Análisis

Análisis táctico | SD Eibar 5-1 Sevilla FC

El jugador y el estilo

En el fútbol existen futbolistas que terminan siendo la personificación de un determinado estilo de fútbol. Llamémoslo Gabi en el Atlético o anteriormente Xavi en el Barcelona. Efectivos que, a diferentes escalas, son necesarios para el desarrollo de un determinado ideal de juego, el cual sin ellos se reduce a una vulgaridad. El encuentro que nos disponemos a analizar ante el Eibar, más allá de aptitudes y actitudes, deja de manifiesto esa idea: sin Banega y sin el Mudo, y esa conciencia de unificación en defensa, los de Montella se pusieron la máscara de lo que fueron con Berizzo.

De por sí, Ipurúa es un campo tan difícil que en los últimos encuentros sólo ha ganado el Atlético de Madrid y por la mínima. El fútbol que plantea Mendilibar es ideal para atacar a equipos como los de Montella. Abiertos y con posesiones llevadas a las zonas preferidas, cualquier balón orientado se convierte en oro para sus delanteros. A la vista está esto último en el primer tanto que recibe el Sevilla: los laterales están en posición ofensiva y un despeje a banda se convierte en un pase a zona vacía. El resto ya lo sabemos.

A partir de ahí, de ese gol tempranero en su máxima expresión, el resto son circunstancias que llevan a lo que terminó siendo. A los 40 segundos y señalando al futbolista más blando del equipo en la misma jugada. El planteamiento inicial se va al garete. 34 años y meses sin jugar tras grave lesión llevan a que exijas un arrope de tus compañeros. En otras palabras, tanto Layún como Lenglet tenían que partir más cerca de Pareja; de esa forma descuidaban sus zonas y dejaban unos espacios aprovechables con un mero cambio de banda.

Esos desajustes de equipo a raíz de una individualidad se vieron agravados por la falta de contundencia en el robo. Todos los duelos eran ganados por los armeros. Ni Roque Mesa, experto ladrón de guante blanco, logró hacerse grande ahí. Además de que Nolito apenas tuvo trascendencia en la creación de juego, el esquema del conjunto hispalense está preparado para un delantero potente en zancada, cosa que Ben Yedder no es. Sandro debía ser ese ariete, pero terminó poniéndolo en banda y la entrada de Muriel pilló tarde.

La derrota del Sevilla era bastante posible por todo el contexto que rodeaba al partido, lo terrible es el conjunto de dudas que puede crear una humillación que no es la primera en esta campaña de constantes subidas y bajadas. Lo que queda claro es que Montella no especulará y pondrá a sus once mejores jugadores para intentar llegar a una nueva final que suponga, al fin y al cabo, una inyección de moral en un deporte que es un constante estado de ánimo.

Manuel López

Estudiante de periodismo - Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Último partido

LaLiga Santander - Jornada 38

Sevilla FC
1 - 0
Deportivo Alavés

Próximo partido

Amistosos - Amistoso

Linares Deportivo

Sevilla FC

Municipal de Linarejos

21/05/2018 · 20:00h

Sin TV

Más en Análisis