Síguenos en

Análisis

Análisis táctico | Sevilla FC 0-2 Valencia CF

Sin maniobrar ante la necesidad

Solemos distinguir entre partidos ganados o perdidos  por el entrenador o por los jugadores con suma facilidad. Algunas veces de manera errónea, otras más acertadamente. En el caso del partido que analizamos, la cuestión elemental estuvo íntegramente en el duelo de técnicos: Marcelino ganó al analizar el encuentro de la manera más estricta posible; Montella mantuvo su único plan y claudicó ante el asturiano.

Aunque  ambos contendientes impusieron un esquema clásico de 4-4-2, el valencianista lo matizó colocando a Coquelin en banda diestra, a sabiendas de que su rival polarizaba en demasía el juego por el flanco zurdo. Con ese movimiento tan simple, también reforzó el centro del campo y ahí acabó el encuentro. Con interiores que juegan a pierna cambiada, la tónica habitual era incorporarse hacia el centro y apenas percutir por fuera, cosa que facilitaba el robo y la salida en tromba al contraataque en busca de la igualdad numérica (superioridad incluso a veces) y la penalización de fallos.

Incluso con ese planteamiento donde tenía todas las de ganar el combinado ché, los hispalenses comenzaron a mover la pelota encontrando profundidad, sobre todo, en la figura de Miguel Layún. Muriel salía de su zona de confort para partir desde la banda y desordenar a la zaga rival. 14 tiros y ninguno de ellos gol. El contrario, maravilloso en eso de penalizar errores rivales, aprovechó desde la primera hasta la última jugando tanto en largo como plantándose en pocos toques en el arco rival.

Al final, a pesar de tener un centro del campo que juega al fútbol de manera envidiable con nombres como N’zonzi, Banega o el Mudo, lo cierto es que ante rivales de este estilo piden los sevillistas un mediocentro de corte más defensivo que consiga cortar los contragolpes de raíz. El Manchester United será el siguiente en tantear ese problema que es o no es dependiendo de si se empieza ganando o no.

A pesar del buen juego desplegado, eso sí, nada efectivo, el único matiz preocupante más allá de la falta de acierto sevillista es la incapacidad para tener alternativas en el juego según lo que el rival proponga. Sólo hay un plan y, hasta última instancia, voy con él aunque no sea el adecuado. Ya sólo queda dar el do de pecho en Champions, soñar con pasar, y afianzarse en la quinta plaza antes de  que llegue la cita del Wanda Metropolitano en Copa.

Manuel López

Estudiante de periodismo - Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Último partido

LaLiga Santander - Jornada 9

FC Barcelona
4 - 2
Sevilla FC

Próximo partido

UEFA Europa League - Jornada 3

Sevilla FC

Akhisarspor

Spor Toto Akhisar

25/10/2018 · 21:00h

GOL

Más en Análisis