El Sevilla se da un baño de realidad tras el glamour de Old Trafford. La habitual versión del conjunto andaluz en Liga volvió a ser protagonista, lo cual hace saltar las alarmas con respecto a la clasificación europea para el curso próximo. Vincenzo Montella no esconde su preocupación: «Estoy decepcionado con el resultado. Está claro podíamos haber hecho más. Notamos el bajón, física y mentalmente, pero el equipo tiene que acostumbrarse a jugar cada tres días».

El técnico italiano reconoce que el desgaste de la Champions: «Cuando juegas estos grandes partidos, cuando consigues esta hazaña, te consume muchísimo mentalmente y no tanto físicamente. Hoy algún jugador estaba un poco bajo mentalmente. No ha sido falta de carácter o actitud porque estos jugadores siempre juegan magníficos partidos».