El navarro Eduardo Prieto Iglesias, de 37 años, arbitró este domingo el encuentro correspondiente a la 11ª jornada en Primera División entre la Real Sociedad y el Sevilla FC disputado en el estadio de Anoeta, y que concluyó con el resultado inicial de 0-0. No fue un enfrentamiento con polémica, puesto que en líneas generales el partido contó con poco ritmo y llegadas. El murciano José María Sánchez Martínez estuvo en la sala VAR.

Se cometieron en total 25 faltas: 8 por parte del equipo de Garitano, por 17 del conjunto de Pablo Machín, resolviéndose esto con una amarilla local (Theo) y tres visitantes (Roque Mesa, Amadou y Navas).

Minuto 23: gol anulado a Muriel por fuera de juego. El asistente levantó la bandera y, tras ser revisada en el VAR, la jugada acabó por ser ilegal y el tanto no subió al marcador de forma correcta.

Sin más, partido sin demasiado trabajo para el colegiado Prieto Iglesias. La nota final para él es un 7,5.