Síguenos en

Noticias

Opinión | Benny Hill y Antonio Félix

No me ofenden las barbaridades que suelta usted, Antonio Félix, ya sabrá que no hace daño el que quiere sino el que puede. Lo que me enciende es que no se le dé voz a gente con ganas de aplicar otro tono en esto del deporte, asunto que urge y que según me estoy dando cuenta usted ignora, visto lo visto. Me preocupan también los que le dan cobijo a usted y no a otros cientos de periodistas, jóvenes y no tan jóvenes que muestran amor y respeto por su profesión, la cual sienten y disfrutan. Gente dispuesta a escribir durante décadas sobre un tío que le da patadas a un balón, ser felices haciéndolo y contagiando de su pasión a los que los leen. Esto es lo que me llama la atención, que haya personas que le insten a escribir cuando a usted, Antonio Felix, se le nota a la legua que no le gusta  (sino se ha dado cuenta se lo digo yo), la pasión de la que hablo no aparece por ninguna parte en sus afilados artículos. Si no me cree lea sus textos con detenimiento, sepárese si puede por unos minutos de ese personaje que ha creado y lea.

Porque supongo que será usted lector, sólo faltaría eso,  no se puede escribir si no se lee, ya sabe. Espero y deseo que la literatura le despertará emociones, sentimientos que lo lleven a evocar lo que el emisor del mensaje, consciente o inconscientemente, le intenta transmitir con sus palabras. A mí me pasa con cada cosa que leo, mi mente me va soltando mensajes y yo los acepto despreocupado. También me sucede cuando lo leo a usted, fíjese qué cosas.

Y ahora permítame que haga uso de la imaginación, cosa que por cierto sí se le da bastante bien, no todo va a ser malo. Yo lo visualizo, y corríjame si me equivoco, medio recostado en su sofá, con el portátil en las rodillas, comiendo galletas y haciendo zapping, aburrido a más no poder. Pero a esto que suena el móvil, es Haurie, Cepeda, Chazarri o cualquiera de sus colegas que cortan el bacalao en su exitoso portal web. Se reincorpora rápidamente, se limpia las migas de las magdalenas, se aclara la voz y contesta. Entonces uno de sus superiores, en frío y en modo peliculero le suelta: “Antonio, tenemos luz verde, ponte con tu mierda”. Y usted, que estaba aburrido y a punto de levantarse a por unos clínex, se levanta, limpia su desordenado escritorio y comienza a teclear sobre este Sevilla cateto y lleno de patrañas, como a usted le gusta llamarlo, mientras esboza una sonrisa villanesca.

Esto es lo que me imagino cuando le leo Antonio, imágenes que acompaño de elevadas dosis de desidia e inquina y como ya dije al principio, de cierta pena por lo que se pierde la profesión poniéndole a usted de titular.

Lo que quiero reivindicar, ilustraciones aparte, es el amor por el juego, por las letras, por el deporte, por los reglas no escritas y sobre todo por la seriedad y la responsabilidad con lo que se escribe. Y usted, a mi modo de ver, se pasa por el forro todos estos valores. Hable de fútbol Antonio, y respete los códigos, códigos periodísticos y futbolísticos que a su edad ya debería haber advertido y que al parecer, o no le da para ello, o no se quiere enterar.

Valore a la institución centenaria de la que habla y a los profesionales que la guardan lo mejor que pueden, trabaje usted los medios tiempos, los grises, le hará bien, se lo aseguro. Y si no soporta a Caparrós, al Sevilla o no entiende lo que supone ser sevillista, hay otras cosas con las que entretenerse Antonio, no sé, píllese la antología de Benny Hill si tanto le divierte y escriba un ensayo sobre su característico humor.

Por mi parte, yo le invito a que mire al césped y que reflexione con seriedad sobre lo que ve, y a lo mejor, deja usted de parecerse más a un cómico que un periodista deportivo.

Y es que creo que ahí radica el trasfondo de todo esto Antonio Félix, en esa decisiva elección: o pluma o nariz de payaso. Yo lo tengo claro, si sigue esmerándose puede que no tardemos mucho en disfrutarle en “El Chiringuito”, allí hay billetes Antonio, haría bien buscándolos. Además en ese hábitat, rodeado de fauna surrealista, casposa y sucia, lo mismo podría ejercer de su admirado Benny Hill y tocarle las posaderas a los “Pedreroles” y “Sorias” de la vida.  

Salva Núñez

Balones y letras. Mi opinión en @NervioneoSFC.

Comentarios
Publicidad

Último partido

UEFA Europa League - Jornada 6

Sevilla FC
3 - 0
Krasnodar

Próximo partido

LaLiga Santander - Jornada 16

Sevilla FC

Girona FC

Ramón Sánchez-Pizjuán

16/12/2018 · 12:00h

beIN Sports LaLiga

Más en Noticias