Síguenos en

Análisis arbitral

Análisis arbitral | Deportivo Alavés 1-1 Sevilla FC

El murciano José María Sánchez Martínez, de 35 años, se encargó de dirigir este domingo el partido correspondiente a la 14ª jornada en Primera División entre el Deportivo Alavés y el Sevilla FC disputado en el estadio de Mendizorroza (1-1). En la sala VAR se encontraba el asturiano Pablo González Fuertes, de 38 años.

Se trató de un partido con polémica, sobre todo en la primera mitad, en la que el colegiado tuvo un criterio extraño en la toma de decisiones. También llegó el gol del Deportivo Alavés, que sube al marcador y que ahora analizaremos.

En total se cometieron 35 faltas: 21 hizo el cuadro de Abelardo, por 14 del conjunto de Pablo Machín. Sin embargo, y pese a la dureza en algunas faltas del Deportivo Alavés, los dos equipos vieron las mismas cartulinas amarillas: tres. Jony, Pina y Guidetti en los locales, por Vázquez, Roque Mesa y Sarabia en los visitantes. Apuntar que la tarjeta a este último fue mostrada estando el jugador en el banquillo. Sólo en el primer tiempo, los albiazules cometieron hasta 14 faltas, pero sólo vieron una amonestación (Manu García, minuto 24).

Minuto 31: mano de Duarte dentro del área. Después de un pase de Franco Vázquez, el defensa local toca el balón con la mano, pero lo hace de forma involuntaria y por tanto no se señala nada.

Minuto 36: la jugada más polémica del partido. Martín Aguirregabiria lanza un pase en largo buscando a un compañero, Calleri, que está en fuera de juego. Antes de que le llegue a él, Sergi Gómez roza el esférico con la cabeza, y los colegiados entienden que lo hace de forma intencionada, por tanto empieza una nueva jugada y se deja seguir, terminando esta en el gol de Jony. Lo cierto es que Calleri, estando muy adelantado, se aprovecha de un pase de su compañero. Además, en las imágenes no parece que el central sevillista tenga intención de tocar la pelota, pero eso ya queda en el criterio del árbitro, quién definitivamente no tuvo una noche acertada. Si tuviésemos que decidir si es o no fuera de juego, diríamos que el tanto no debió subir al marcador.

Minuto 40: Pina saca el codo e impacta en la cara de André Silva. El colegiado Sánchez Martínez pita la falta pero no muestra una amarilla más que evidente. En la segunda parte, el propio Pina ve su primera tarjeta, que debió ser la segunda y por tanto terminar expulsado.

Minuto 45: Manu García, que ya estaba amonestado por un codazo a André Silva, lanza una patada por detrás otra vez sobre el delantero del Sevilla FC. Sánchez Martínez no solo no muestra la segunda tarjeta y la expulsión, sino que no señala ni la falta.

Comentar también que Calleri hizo numerosas faltas a lo largo de los 91 minutos que estuvo sobre el terreno de juego, y sin embargo se marchó sin ser amonestado.

En definitiva, con el reglamento en la mano, tanto Pina como Manu García no debieron terminar el partido, Calleri tuvo que ser amonestado y el gol del Deportivo Alavés no tuvo que subir al marcador. Ni Sánchez Martínez, ni los asistentes, ni González Fuertes hicieron un trabajo para estar orgullosos. La nota final para ellos es un 4.

Foto: LaLiga.

Comentarios
Publicidad

Último partido

UEFA Europa League - Jornada 6

Sevilla FC
3 - 0
Krasnodar

Próximo partido

LaLiga Santander - Jornada 16

Sevilla FC

Girona FC

Ramón Sánchez-Pizjuán

16/12/2018 · 12:00h

beIN Sports LaLiga

Más en Análisis arbitral