El Sevilla FC visita el Estadio de la Cerámica este domingo para enfrentarse a un Villarreal que se encuentra en una situación muy comprometida. Javi Calleja ha vuelto a coger el testigo de un club que anda sin una identidad clara y sin carburar a pesar de la gran plantilla que dispone. Penúltimos con 20 puntos, el conjunto amarillo quiere aprovechar la victoria en Europa League para despegar en Liga.

El Villarreal es uno de los equipos más similares al Sevilla en los últimos años. Equipo con presupuesto menor, buena cantera y buena política de fichajes que pelea por los puestos europeos. Sin embargo, esta temporada no está siendo todo lo positiva que se intuía. El equipo no era regular y sus números tan bajos invitaron a los dirigentes amarillos a tener que sustituir a Javi Calleja por un Luis García Plaza que tampoco mejoró la situación. Tan solo tres meses tardó la directiva en dar marcha atrás y volver a dar las riendas del equipo a un Calleja que busca desde su idea de juego hacer un Villarreal competitivo.

Javier Calleja está apostando actualmente por situar tres centrales, lo que le ha dado más solidez defensiva, pero el problema se sitúa en la parcela ofensiva donde cuenta con una falta de gol alarmante. El entrenador madrileño ha cambiado su habitual 4-4-2 con rombo para conseguir ser un equipo más consistente ante centros laterales y defendiendo el carril central. Álvaro, Funes Mori, Bonera y Víctor Ruiz son los centrales que ha empleado Calleja desde su llegada y lo cierto es que le está funcionando para no dejar tantas facilidades a los rivales. Pedraza, Miguelón y Mario Gaspar están dando profundidad como carrileros pero sus internadas no terminan de ser aprovechadas.

En el centro del campo, Javi Fuego, Iborra, Cáseres y Trigueros se reparten dos puestos para conformar un doble pivote de contención, que cuenta por delante con dos mediapuntas que alternan posiciones con éstos recién mencionados. Hablamos de Fornals, Cazorla, Raba o Samu cuyas apariciones en tres cuartos dan dinamismo al Villarreal, pero les falta pegada. Una pegada que no encuentran solución sus delanteros. Ni Bacca, ni Ekambi ni Gerard Moreno suman cifras goleadoras que sostengan al equipo amarillo. Su principal seguro es una portería que sigue defendiendo a la perfección Sergio Asenjo.

Claves

Posible once de Calleja
  • El Villarreal no termina de encontrar portería pero cuenta con hombres capaces de dinamizar la fase atacante. Será importante no facilitar recepciones entre líneas a sus mediapuntas.
  • Los laterales suelen dejar espacio a su espalda, lo que puede ser aprovechado por los carrileros sevillistas. Ambos equipos buscarán explotar este mismo déficit.
  • El encuentro ante el Lazio debe servir de ejemplo al Sevilla de cómo afrontar un encuentro lejos del Sánchez Pizjuán: presión alta, velocidad en transiciones y rápidas combinaciones de lado a lado.