El Sevilla FC recibe a uno de los equipos más enrrachados de LaLiga, el Valencia CF. Los de Marcelino son un rival directo, junto con el Getafe, por la pelea de la cuarta plaza, por lo que este encuentro se antoja vital para ambos. Octavos con 39 puntos, los chés sueñan con entrar en Champions el año de su centenario, al igual que conseguir el título de Copa del Rey que en mayo disputan ante el FC Barcelona.

Si por algo se ha caracterizado un equipo de Marcelino siempre ha sido por su excelente capacidad contragolpeadora. Su Valencia, que la temporada pasada consiguió salir del pozo con una identidad muy marcada y efectiva, no comenzó bien esta temporada. El equipo denotaba una falta de confianza y arraigo en la idea que obligó al técnico asturiano a varias su esquema y a emplear diferentes jugadores en posiciones distintas. El puesto de su entrenador estuvo en entredicho, pero la paciencia del club tuvo su fruto y el Valencia remontó el vuelo. Hoy ya vuelve a ser uno de los equipos más reconocibles de nuestra Liga.

Marcelino apuesta por un 4-4-2 claro que cierra muchos espacios por dentro para conseguir robar y salir por fuera. Cuenta con mimbres más que necesarios para efectuar el plan: Parejo en la elaboración y lanzamiento; Kongdobia o Coquelin en la destrucción y robo; Guedes y Cheryshev en la velocidad y desborde; Gayá y Piccini en los centros y llegada a línea de fondo; Carlos Soler en la pausa en tres cuartos de campo; Rodrigo para engranar y dar sentido a todo el ataque, y Gameiro para encontrar los espacios y definir. En definitiva, un equipo bien trabajado con una idea clara de lo que quiere.

Claves

Posible once de Marcelino
  • Kondogbia y Parejo son dos elementos de gran nivel que el Sevilla deberá desactivar si no quiere que el Valencia domine el centro del campo. Caparrós puede apostar por sumar músculo en dicha zona.
  • La baja de Vaclik en el Sevilla le daría la oportunidad  a Lucho, inexperto en Primera División. La presión puede pasar factura.
  • Que el Sevilla juegue en pocos metros impediriá las mejores virtudes del Valencia: encontrar espacios por dentro para salir por fuera. Caparrós pedirá ceder los laterales para permitir subidas de su rival y atacar, precisamente, las espaldas de los mismos.