El Sevilla FC visita el Montilivi para enfrentarse a un Girona que en el último mes se ha metido en problemas. Los de Eusebio encadenan seis encuentros consecutivos con derrota, lo que les ha hecho bajar a la decimoctava posición para entrar en puestos de descenso con 34 puntos.

Si el Girona sufre de algo no es, ni mucho menos, de escasez de calidad. Hombres como Stuani, Portu o Borja García se caracterizan por ser jugadores definitorios en sus posiciones. Eso sí, el principal problema radica cuando estos jugadores no están a su nivel, como es el caso. Eusebio ha mutado de forma constante el equipo probando multitud de sistemas, desde la defensa de tres centrales hasta su habitual, al menos en otros equipos, 4-3-3, pero no da con la tecla de la regularidad. La realidad es que este equipo no termina de funcionar como lo hizo del de Pablo Machín. Llevar seis jornadas consecutivas sin ganar y más de cinco meses sin hacerlo en Montilivi avalan unos resultados que pueden costarle el puesto al técnico vallisoletano.

Y no será por no probar a toda la plantilla y en diferentes posiciones. Eusebio ha empleado carrileros y laterales como Douglas Luiz, Pedro Porro, Valery o Ramalho, pero ninguno ha conseguido afianzarse en un sistema concreto, en gran parte porque el equipo ha ido haciendo aguas por diferentes zonas. Muniesa también ha ocupado la posición de lateral, pero también la de central, puesto que ocupan hombres como Bernardo, Juanpe o Alcalá, muchos menos decisivos a balón parado que en la temporada pasada. También ha ido de menos a más el guardameta Bono, que comenzó como un tiro la temporada pero ha ido acumulando errores que han bajado su nivel de confianza. Y es que ese está siendo el principal problema del Girona, la confianza. Hombres como Granell y Pere Pons la necesitan para dominar el centro del campo y no lo están consiguiendo con regularidad. Tampoco Portu o incluso Stuani, que se trata de uno de los principales goleadores del campeonato, están viendo puerta con facilidad.

El Sevilla se encontrará a un equipo tocado que se juega el cuello ante una afición que no ha visto ganar a los suyos en lo que va de año. La dinámica sevillista es positiva y su plantel es superior al catalán, pero no es ni mucho menos un encuentro lleno de rosas el que tendrá el equipo de Caparrós. 

Claves

Posible once de Eusebio
  • El Girona se encuentra en un momento delicado y la precipitación puede jugarle mala pasada. Importante que el Sevilla sea capaz de dañar mucho y pronto.
  • Las transiciones del Sevilla pueden hacer mucho daño a un Girona que tiende a partirse cuando realiza acciones ofensivas.
  • Stuani es uno de los principales goleadores del campeonato. Aún sin estar en buen momento de forma, siempre es peligroso.