El Sevilla FC se enfrenta este sábado al Athletic Club en el último encuentro de la temporada. Ambos equipos tienen muchas opciones de acceder a la Europa League, pues solo necesitan un punto, si bien solo la sexta y la quinta plaza da acceso directo. Los de Garitano, que han hecho una excelente temporada desde que el vasco sustituyó a Eduardo Berizzo, se encuentran séptimos con 53 puntos. Los de Vizcaya verían como un premio el hecho de poder optar a Europa, por lo que darían por bueno ese punto a pesar de tener que afrontar previas.

Gran parte de culpa en la remontada que el Athletic ha experimentado en el tramo más importante de la temporada la tiene Gaizka Garitano. El técnico vasco ha devuelto su sello al Athletic convirtiéndolo en un equipo rocoso, que juega junto, que se despliega bien al contragolpe y que jamás se rinde. Su formación característica es el 4-2-3-1 con Herrerín en la portería; Yerai, Unai Núñez o Íñigo Martinez en el centro de la zaga; Capa y Yuri en los costados, aunque también cuenta Garitano con De Marcos en esta posición; Beñat, Dani García o San José para dos puestos de mediocentros; Raúl García en la media punta, y un tridente ofensivo en el que suelen alternar posiciones Muniaín, Aduriz, Iñaki Williams, Ibai, Susaeta y Córdoba.

El Athletic busca dominar el centro del campo pero no hacerlo siempre con balón, sino a través de las segundas jugadas. Con un Sevilla mermado en el centro del campo sin Gonalons, Banega ni Roque Mesa, Caparrós deberá buscar no perder dicha zona ante un equipo que el punto le vale, pero que buscará la oportunidad de vencer si enfrente se encuentra al Sevilla que jugó ante el Leganés. Los de nervión tienen opciones remotas de Champions y solo por ese orgullo y por ser el último choque de la temporada en Nervión, deberá demostrar sobre el verde que es superior a los leones.

Claves

Posible Once de Garitano
  • El Athletic defiende bien y se mantiene junto para desplegarse tras robo. Las pérdidas en zonas peligrosas las castigan bien.
  • El Sevilla tiene bajas importantes en el centro del campo, por lo que Caparrós puede optar por un equipo más defensivo que ceda directamente el balón a los vascos y los espere para dar de su propia medicina.
  • Raúl García y Aduriz son especialistas en segundas jugadas, mientras que Williams y Munián dinamizan bien los ataques. El Sevilla deberá ser generoso y solidario en las vigilancias o sufrirá en cada ataque vasco.