El filial sevillista finaliza el campeonato en décima posición gracias a la última victoria frente al conjunto murciano.

El filial sevillista finalizó la temporada el pasado domingo frente al Real Murcia en un encuentro donde ninguno de los conjuntos tenía nada en juego. Los de Luci que aseguraron la permanencia la jornada pasada ante el CD Badajoz llegaban a la última jornada con el objetivo de dar una buena imagen ante su afición para finalizar la temporada.

Los primeros compases del encuentro era un ida y vuelta por parte de ambos conjuntos, pero conforme pasaban los minutos el filial sevillista se iría haciendo con las riendas del encuentro gracias a un gran partido de Chris Ramos que aprovechaba su velocidad para correr la banda y ser el que daría más problemas al conjunto murciano. Parecía que el encuentro se iría a tablas al descanso, pero Pepe Mena tras la asistencia de Chris Ramos lograba adelantarse en el marcador tras un disparo raso al primer toque que lograba batir a Tanis Marcellan pocos instantes de que se llegara al descanso del encuentro.

Sin embargo, en la segunda mitad del partido se cambiaron los papeles, el conjunto murciano era el que llevaba el control del encuentro, en el que tras el descanso sumaron efectivos al ataque destacando el papel de Julio Algar que acechaba la portería defendida por Javi Díaz sin efectividad. Con el acecho murciano, el conjunto rival dejaba espacios en su planteamiento es así como los de Luci lograron el segundo tanto en el marcador con un rechace recogido por Pejiño tras un disparo de Chris Ramos que se estrelló con el larguero. Es así como el encuentro dio un giro radical en el que las ocasiones de los murcianas disminuyeron en contraposición con las sevillistas, que probaron en numerosas ocasiones al guardameta visitante, destacando las ocasiones de Chris Ramos en un mano a mano con el cancerbero, Pejiño desde el borde del área y el disparo de Juanma Bernal, que debutaba en el encuentro al igual que Jaime, donde los jugadores del Juvenil del División de Honor salieron los últimos minutos del encuentro.

El conjunto sevillista dirigido por Luci finaliza de este modo una temporada irregular en la que terminó reponiéndose de la primera vuelta del calendario y cumpliendo el objetivo antes de la última fecha. Los de Luci finalizan en décima posición con 48 puntos en su casillero estando a nueve puntos sobre el descenso y a doce de los Play Offs de ascenso. Por su parte el técnico local no seguirá al mando del filial de cara a la próxima temporada que comenzará a prepararse en el próximo mes de julio.