El murciano José María Sánchez Martínez, de 35 años, arbitró este viernes el partido correspondiente a la segunda jornada en Primera División entre el Granada CF y el Sevilla FC disputado en el Nuevo Los Cármenes. En la sala VOR se encontraba el madrileño Carlos del Cerro Grande, de 43 años. El partido finalizó con victoria sevillista por la mínima (0-1).

Hasta 27 faltas se cometieron a lo largo del encuentro: 13 por parte del equipo de Diego Martínez, por una más, 14, en el bando de Julen Lopetegui. Aunque son bastantes, el colegiado únicamente mostró una cartulina amarilla en cada equipo: Germán Sánchez en los locales, y Fernando en los visitantes.

Como jugadas más polémicas, hubo algunas dentro de ambas áreas. Soldado reclamó penalti de Carriço, pero en las imágenes se aprecia como el contacto no existe. Tampoco hubo nada punible cuando los locales pidieron penalti por mano de Nolito, pues en la repetición se ve claramente que el balón toca en el costado.

Las jugadas más dudosas y que pudieron ser señaladas dentro del área son la falta que recibe De Jong en la primera mitad, así como la que le hacen a Antonio Puertas por agarrar en la recta final. Ambas fueron revisadas por el videoarbitraje y ninguna se acabó indicando.

En definitiva, partido con algo de polémica y bastante trabajo tanto para los colegiados de campo como para los de la sala VOR. La nota final para ellos es un 7.

VER ACTA DEL PARTIDO

Foto: LaLiga.