El madrileño Carlos del Cerro Grande, de 43 años, arbitró este viernes el partido correspondiente a la jornada 3 en Primera División entre el Sevilla FC y el RC Celta de Vigo (1-1) disputado en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán. En la sala VOR se encontraba el navarro Eduardo Prieto Iglesias, de 38 años.

Un total de 25 faltas se indicaron a lo largo de los 102 minutos que duró el encuentro (se añadieron 4 al primer tiempo y 8 al segundo). El conjunto hispalense cometió 16 de esas faltas y vio cuatro tarjetas amarillas (Munir, Diego Carlos, Fernando, Bryan). Los celestes hicieron 9 infracciones y vieron dos amonestaciones (Vázquez, Brais Méndez).

Minuto 81: gol del Sevilla FC. Banega saca una falta y Franco Vázquez remata de cabeza para adelantar a su equipo. La jugada es revisada en el VAR durante varios minutos y finalmente el gol se da por válido, pues el centrocampista se encuentra en posición legal.

En el tiempo de descuento, De Jong sufre un agarrón de la camiseta por parte de un rival que le impide rematar un balón. La jugada también fue revisada en el videoarbitraje pero, al contrario que anteriormente, la revisión fue rápida, apenas unos segundos, y no se indicó nada al entender que no es suficiente como para señalar la pena máxima. La jugada es, cuanto menos, dudosa, y de haberse indicado nadie podría haberse sorprendido.

Sin más, partido bastante controlado por Del Cerro Grande, que añadió a la segunda mitad hasta 8 minutos debido a las continuas interrupciones por parte del RC Celta, el parón para beber agua y las revisiones del VAR. La nota final para el conjunto arbitral es un 7.

VER ACTA DEL PARTIDO

Foto: Manuel Jesús Pérez (Nervioneo).