185 días después el Sevilla volverá a la que fue, es y será su competición fetiche, la Europa League. La que le ha otorgado tanto éxito y que le ha hecho codearse con los grandes de Europa y de donde no se quiere despegar. Para ello, deberá empezar a deshacerse de sus rivales. El primero, el conjunto azerí. El conjunto de Qurbanov es líder de su liga y prácticamente lleva una dictadura en los últimos años donde ha ganado las últimas seis ligas.

Respecto a la plantilla, es un conjunto muy correoso y duro de roer, donde en competiciones europeas ha puesto en complicaciones a equipos como el Atlético de Madrid, al que incluso llegó a robarle puntos en el Calderón. Un bloque muy compacto que se empieza a forjar en la portería, donde este año han hecho un fichaje de relumbrón como es Asmir Begovic, el ex-portero del Chelsea, entre otros equipos de la Premier League . Además,  gran parte del conjunto es la columna vertebral de la selección en defensa, es la que actúa en el equipo centralista como Qarayev, Medvedev o Huseynov. Como nota ofensiva en la zaga han reforzado el lateral con Ailton, un brasileño del Stuttgart que le da mucha profundidad a los ataques y algo más de nitidez aunque posiblemente con tal de reforzar la zona defensiva jugará Huseynov, de un perfil más aguerrido para el tipo de partido que presentará Qurbanov. En los interiores del 4-3-3 que suele dibujar Qurbanov inciden dos españoles que están haciendo sus pinitos en Qarabag: Dani Quintana y Michel Madera. El primero, más dinamista y productivo en ataque concuerda perfectamente con el segundo, más pausado pero con mas finura a la hora de filtrar pases a la zona ofensiva donde le espera a pierna cambiada el talento del albaceteño Jaime Romero, un exquisito zurdo que tras pasar por una cantidad ingente de equipos de Segunda División, parece que ha encontrado estabilidad en una liga no muy técnica donde si destaca su regate y su buen disparo desde larga distancia.

Posible XI del Qarabag | Foto: Sharemytactic

En ataque, además del hábil Jaime Romero, encontrará las funcionalidades del francés Zoubir y el gol de la perla azerí, Mahir Emreli. Con 22 años, se ha consolidado ya como el delantero referencia del Qarabag y de la selección, tras anotar más de 50 goles desde su llegada con 17 años.