El Sevilla FC recibe al Real Madrid este domingo defendiendo el liderato de la Liga Santander. Los de Zidane llegan envueltos en un mar de dudas que los hace, si cabe, aún más peligrosos. Lopetegui y Chicharito se reencuentran con su ex equipo en un Sánchez Pizjuán que ha conseguido sumar ante su rival en trece de sus últimos dieciocho encuentros.

El Real Madrid necesita pocas presentaciones de por sí, pero es que el equipo que visita este domingo el Sánchez Pizjuán es casi idéntico al de temporadas pasadas. Los de Zidane apenas han movido la plantilla, a pesar de la mala pasada campaña. Son muchas las críticas que envuelven a presidente, técnico y jugadores en un comienzo de curso que no está siendo nada positivo para los merengues. Juego plano, dependiente de sus individualidades, con pocos recursos tácticos y con problemas defensivos.

El sistema sigue siendo el que Zidane mantuvo para ganar tres Champions Leagues, un 4-3-3 al que le ha ido metiendo la variante de los tres centrales e incluso doble punta. Courtois, Ramos y Carvajal son fijos atrás. También Marcelo y Varane, aunque se encuentran lejos de su mejor nivel. Mendy está contando con minutos en el lateral zurdo. El centro del campo sigue siendo sostenido por Casemiro, fundamental en el Madrid, al que siguen acompañando Modric y Kroos. En la vertiente ofensiva tiene mucho donde elegir Zidane, pero no consigue mantener unos jugadores titulares. Hazard, flamante y millonario fichaje, Benzema y Bale son los favoritos para ocupar estos puestos, pero también buscan su sitio Lucas Vázquez, Isco, James o Vinicius. El brasileño está siendo mucho menos influyente tras su irrupción la pasada temporada.

Claves

  • El Real Madrid esta sufriendo entre líneas. Tácticamente no está siendo regular sin balón y jugar ante un Sevilla dominante podría dificultar mucho la tarea a los blancos. El Sevilla es lo opuesto: sólido, con las ideas claras y generador de ocasiones.
  • Si el Madrid destaca por algo es por sus individualidades. Esas que consiguen siempre sacarlo de cualquier apuro y mal momento de forma. Cuando más herido está, más temible se vuelve. Lopetegui no ha tenido mucho tiempo para trabajar el partido, pero deberá poner toda la carne en el asador a pesar de la, a priori, diferencia de dinámicas entre ambos.
  • El Sevilla se enfrenta a su primer rival de entidad tras superar unos primeros encuentros ante rivales de menor nivel. Es ahora donde se puede ver hasta qué es capaz este sólido equipo que está montando Lopetegui.