El Sevilla FC sigue invicto en su competición fetiche (3-0). En la tercera jornada de la fase de grupos de la Uefa Europa League, el conjunto de Nervión venció a un Dudelange que aguantó sin encajar hasta el inicio de la segunda mitad. El plantel de Julen Lopetegui arrancó la primera parte muy serio ante un equipo totalmente replegado, pero no encontró el gol. Después del descanso, el «Mudo» Vázquez anotó el primer tanto del partido tras un gran centro de Óliver Torres. Tras anotar el primero, llegaría el segundo y el tercero, repitiendo Franco Vázquez y sentenciando Munir El Haddadi.  El Sevilla, por tanto, suma nueve de nueve puntos posibles y sigue como líder del grupo A.

Bono (6): Atento. El meta marroquí, que ya jugó ante el Apoel todo el partido, salió de inicio y esta vez apenas intervino. El combinado luxemburgués no dispuso de ocasiones claras en todo el partido.

Escudero (7): Participativo. El lateral vallisoletano demostró que puede seguir siendo titular en este once. Tuvo alguna ocasión de gol y cumplió en la izquierda. Asistió en el tercer gol.

Koundé (7): Cumplidor. Segundo partido como titular del francés, que va adaptándose poco a poco al equipo. Se mostró sólido atrás, sobre todo en balones aéreos.

Sergi Gómez (7): Contundente. El central sevillista, sinónimo de dureza, entrega, compromiso y trabajo. Lo peor, la lesión que sufrió en el hombro, lo que le hizo abandonar el terreno de juego.

Pozo (6): Reservado. El joven lateral no estuvo tan acertado como en otros partidos. No encontró rematador en los centros y perdió bastantes balones. Recibió la única tarjeta amarilla por parte del Sevilla.

Gudelj (7): Trabajador. El serbio fue de lo mejorcito en la primera parte, recuperó balones y las jugadas nacían de sus botas.

Óliver Torres (7): Técnico. El cacereño dio la asistencia del primer gol con un gran centro desde la banda izquierda. Se va acercando a su mejor nivel.

Franco Vázquez (8): Goleador. El «Mudo» Vazquez marcó dos de los tres goles del conjunto hispalense. En la primera mitad jugó más atrasado de su posición habitual, pero en la segunda se encontró más cómodo llegando al área rival.

Rony Lopes (6): Regateador. Jugó 58 minutos y fue de lo más destacado en la primera mitad. Empezó jugando en banda, pero acabó haciéndolo por dentro. Veremos si el brasileño entra más en juego en La Liga.

De Jong (6): Discreto. El jugador neerlandés volvió a la titularidad después del gol decisivo ante el Levante en el que salió desde el banquillo. Apareció poco y no tuvo muchas ocasiones. Fue el primer sustituido en el minuto 51.

Dabbur (8): Compromiso. Tercera convocatoria y primer partido como titular en el Sevilla del israelí. Se le vio con muchas ganas y lo intentó de todas las maneras. Fue ovacionado por la grada cada vez que disponía de una ocasión.

SUSTITUCIONES 

Munir (8): Brillante. El marroquí, primer cambio del Sevilla, fue clave en la victoria ante el equipo luxemburgués. Marcó un gol a placer tras un pase de Escudero y trabajó hasta el pitido final.

Bryan Gil (7): Desparpajo. Como es habitual, siempre que sale Bryan, el ritmo del equipo cambia. Soltura, ganas, rapidez y esfuerzo. Quiere más minutos, aunque es consciente de que no lo tiene fácil ante una plantilla tan larga.

Diego Carlos (6): Serio. Fue el último cambio, siendo obligatoria su entrada al campo tras la lesión de Sergi Gómez. Quizá el central titular sevillista en Liga no hubiese jugado ningún minuto sin la lesión de Sergi Gómez, pero salió, cumplió y sigue demostrando su gran nivel en la zaga defensiva.