El madrileño Carlos del Cerro Grande, de 43 años, arbitró este miércoles el encuentro correspondiente a la undécima jornada en Primera División entre el Valencia CF y el Sevilla FC disputado en el estadio de Mestalla, y que terminó con reparto de puntos tras el 1-1 definitivo. En la sala VOR se encontraba el navarro Eduardo Prieto Iglesias, de 38 años.

29 faltas se indicaron a lo largo del encuentro, que tuvo una primera parte con hasta seis minutos de añadido por la lesión de Escudero. De ellas, 12 cometió el equipo local, por 17 del visitante, algo que el colegiado resolvió con seis amarillas para el conjunto de Celades (Kondogbia, Carlos Soler, Garay, Paulista, Parejo y Jaume Costa), y tres para los de Lopetegui (Jordán, Ocampos y Fernando).

Minuto 37: Gayá obstruye de forma clara a Ocampos sin balón de por medio cuando el Sevilla FC empezaba una jugada. La acción no termina ni en falta ni en amonestación, que debió ser amarilla al menos. Error.

Minuto 45: falta de Ocampos que, además, termina amonestado. En la repetición no se observa falta alguna y, evidentemente, la tarjeta tampoco es justa. Error.

Minuto 45+2: amarilla para Ferrán Torres por una falta sobre Banega. La tarjeta sobra y es demasiado castigo para el jugador del Valencia CF. Error.

Minuto 58: Kang-In Lee pisa el tendón de Aquiles de Jesús Navas. Al principio se deja seguir, la jugada se revisa en el VAR y de forma incomprensible acaba en nada. En las primeras jornadas de la competición esto habría sido roja directa, luego cambió y se aclaró que únicamente acabarían en expulsión cuando se pisa con los tacos y con una fuerza excesiva, algo que parece que se da en este caso. Lo sorprendente es que el futbolista local, que ya se veía expulsado, no viera ni la amarilla. Error.

Kang-In Lee pisa a Navas

Minuto 76: gol anulado a Vallejo por fuera de juego. Efectivamente el delantero se encontraba adelantado. Acierto.

Fuera de juego de Vallejo

En definitiva, arbitraje bastante desacertado el de Del Cerro Grande y los suyos, con decisiones erróneas a la hora de amonestar. Faltas que con eso habría sido suficiente terminaron en tarjeta, y otras duras que merecían más castigo acababan sólo en falta, y a veces ni eso. Mal uso además del videoarbitraje. La nota final es un 4.

VER ACTA DEL PARTIDO