El sueco-iraquí Mohammed Al-Hakim, de 34 años, arbitró este jueves el partido correspondiente a la quinta jornada del grupo A de la UEFA Europa League entre el Sevilla FC y el Qarabag FK disputado en el Ramón Sánchez-Pizjuán, y que finalizó con victoria local gracias a los goles de Bryan y Dabbur. Cabe destacar que en la fase de grupos de esta competición aún no está implantado el videoarbitraje.

Se trató de un duelo bastante limpio, sin polémica y sin cartulinas amarillas, ayudado en gran parte a que el equipo de Lopetegui no se jugaba nada, pues en la pasada jornada logró el pase a la siguiente fase como primero de grupo. El cuadro de Azerbaiyán, eso sí, llegaba con opciones reales, aunque no lo pareció prácticamente en ningún momento. Se indicaron 23 faltas: 10 cometió el Sevilla FC; por 13 del Qarabag FK.

Sin más, enfrentamiento bastante descafeinado y sin acciones controvertidas. La nota final para el conjunto arbitral es un 8,5.