El Sevilla FC visita al Real Betis este domingo en el primer derbi de la temporada. Los de Rubi llegan tras conseguir cuatro puntos de seis posibles, lo que les ha permitido salir de la zona roja de la clasificación. Los verdiblancos se encuentran motivados y saben que jugar junto a su gente es la principal baza para superar a un Sevilla que, por el momento, está mejor trabajado y transmite mejores sensaciones.

Rubi llegó para alcanzar una difícil tarea. Tenía que proponer un modelo de juego a caballo entre lo que Quique Setién había arraigado en la plantilla, cuyo grueso sigue estando presente, y un estilo diferente, más vertical, menos posesivo y que elevara los porcentajes de acierto a portería. Para ello, el club bético trajo este verano a varios nombres importantes como Pedraza o Alex Moreno, pero sin duda los más destacados han sido Borja Iglesias y Fekir. Especialmente el francés está siendo la principal luz a la que se adhiere un Betis dubitativo, lejos de tener una identidad concreta y que concede muchas ocasiones con facilidad.

Es por eso que el entrenador bético se ha visto obligado a cambiar su sistema y a darle una vuelta de tuerca a su modelo de juego. En sus dos últimos encuentros Rubi ha apostado por situar a Barta en el mediocentro y lo cierto es que el Betis ha mejorado, al menos, defensivamente. Su debe está en la parte ofensiva, donde solo Fekir transmite algo diferente. También Loren, pichichi del equipo, está encontrando el gol, pero resulta insuficiente para un equipo que aspira a mucho más.

En la portería es un fijo Joel Robles, ya que Dani Martín no convence. La zaga no está en su mejor momento, aunque en gran parte se debe a una estructura defensiva que aún no es óptima. La forman Mandi, Feddal, Sidney y el propio Bartra. Los laterales béticos son veloces y potentes, pero destacan más por su vía ofensiva que defensiva. Rubi suele utilizar a Emerson por derecha y Alex Moreno por izquierda, aunque también tienen minutos Pedraza y Barragán. Tello, antaño carrilero con Setién, no está contando con minutos.

En la sala de máquinas es donde el Betis tiene el principal déficit. La lesión de Carvalho y el bajo rendimiento de Guardado, Kaptoum y Javi García han obligado a Rubi al experimento de Barta o volver a los tres centrales. Pero en su vertiente ofensiva tiene mucho y bueno el técnico catalán. Fekir, Canales y Joaquín se reparten los puestos de banda y mediapunta, siempre por detrás de las principales referencias, Borja Iglesias y Loren.

En definitiva, el Betis que se presentará ante su gente será un Betis moralmente optimista que llega con varios borrones en la pizarra que le están permitiendo mejorar. Ganar el derbi puede suponer el punto de inflexión que busca Rubi para reengancharse al proyecto, todo lo contrario si cede los tres puntos ante su eterno rival. El Sevilla, por su parte, llega con más argumentos para imponerse y llevarse para nervión tres puntos vitales.

Claves

Posible once de Rubi
  • El Betis tiene el factor campo y eso le añadirá empuje a la principal virtud bética vista hasta ahora en lo que va de temporada: no desistir en su intento. El Sevilla deberá evitar pérdidas, jugar con los tiempos y ser muy profundo para impedir que los locales se hagan con la situación.
  • Fekir y Canales son los hombres que pueden hacer sufrir al sistema defensivo sevillista. Deben tener principales vigilancias, especialmente cuando lanzan contragolpes. Ojo a Loren y su estado de forma.
  • Los argumentos futbolísticos con los que llega el Sevilla al Villamarín son numerosos y positivos. Tiene muchas variantes tanto colectivas como individuales para hincarle el diente a un Betis que suele encajar primero en su feudo, algo que puede determinar el devenir del choque sevillano.