Lucas Ocampos, ha sido sancionado, finalmente, con tres partidos. Uno de ellos por la doble amarilla recibida en el encuentro de la pasada jornada y, otros dos, por la frase despectiva que le dedicó al conjunto arbitral, «sos un caradura».

El argentino se perderá los encuentros frente a CD Leganés, Osasuna y Villarreal. No volverá a la competición nacional hasta el último partido del año, la visita a un recién ascendido, el Mallorca.