Luis Enrique, en la rueda de prensa de su vuelta a la selección española, ha tenido tiempo para hablar de diversos temas, estado de algunas selecciones, relación con jugadores, responder al anterior seleccionador y antiguo segundo entrenador de Luis tras su comunicado oficial…

«No, no soy de llamar mucho a los jugadores. Estoy abierto a que me llamen ellos cuando quieran. Miento, he llamado a uno que estaba lesionado pero para preocuparme por su recuperación. A otro lo he llamado porque me he equivocado. Quería llamar a Jesús Casas y llamé a Jesús Navas». «El pobre, lo meto en un embolao. Le pedí disculpas y fue una alegría oírlo». Estas fueron las palabras textuales que agregó el seleccionador español sobre la curiosa anécdota entre Jesús Navas y Luis Enrique.