Iván Rakitic llegaba a las filas del Sevilla FC en el año 2011 procedente de un «club amigo», Schalke 04. En principio el croata llegaba como un refuerzo de tantos, pero poco a poco empezó a coger fuerza en el equipo, llegando a ser una pieza clave.

Tras habernos regalado parte de su corazón, formar una familia en la capital, convertirse en un costalero de Pino Montano y regalarnos jugadas de otra galaxia, el croata abandonaría el club en el año 2014 poniendo rumbo al FC Barcelona.

Durante las cinco temporadas que ha pertenecido a las filas del club blaugrana, el croata siempre se ha mostrado muy feliz, transformando esa felicidad en efectividad sobre el terreno de juego, anotando tantos importantes, dando pases que estaban a la altura de pocos y regates inverosímiles.

Pero todo cambió esta temporada (19/20), la realidad es que el Barça quería renovar completamente ese centro del campo, dando entrada a perlas mundiales como De Jong. El fichaje del holandés no hizo que Iván viera peligrar su puesto en el once inicial, manifestando en una entrevista lo siguiente, «De Jong no juega en mi puesto, mi puesto está ocupado». Finalmente, Rakitic esta temporada no está teniendo casi ninguna titularidad y tampoco está gozando de los minutos que a él le gustaría, debido a que Valverde, entrenador del FC Barcelona, cuenta, por delante de Iván, con jugadores como Arturo Vidál, Arthur, Busquets o el mencionado anteriormente, Frenkie De Jong

Ivan Rakitic se ha sincerado en una entrevista en el programa ‘Universo Valdano‘ que se emitirá el jueves 14 en ‘Movistar‘, donde el croata ha manifestado que ha dado muchísimo al club en los cinco años y pico que ha estado en la entidad y que ahora mismo se siente en el mejor momento de sus carrera a sus 31 años de edad. Su situación la ha descrito así, «¿Como puede disfrutar uno? Jugando al fútbol. ¿Cómo se siente mi hija pequeña cuando le quitan un juguete? Pues está triste. Yo me siento igual: me han quitado la pelota y estoy triste». 

El centrocampista siempre ha dicho que en algún momento querría volver al club de nervión, al club que le hizo ser un jugador de otra casta. Será este el momento para volver. ¿Tendrá Monchi una «pelota» que le haga recobrar esa ilusión por el fútbol? Lo que está claro es que en este Sevilla para nada tiene un hueco garantizado, deberá luchar, en caso de producirse su vuelta, con hombres como Banega, Joan Jordán, Óliver Torres… Y tú ¿Verías con buenos ojos su vuelta a casa? Calidad y amor por el club, le sobran.