El argentino, Lucas Ocampos, abandona la concentración tras acabar tocado en el partido contra Brasil.

El extremo tuvo que ser sustituido a falta de 15 minutos del final, en principio, no parece nada grave y si todo va bien, el argentino podrá ponerse a las órdenes del entrenador vasco cuando sea necesario. Según informan los servicios médicos del combinado albiceleste, el futbolista padece unas molestias en el músculo piramidal de la pierna izquierda.

No cabe duda que perder a este jugador a estas altura de temporada sería un auténtico imprevisto, debido al peso que está teniendo en el equipo.