Alcanzado ya el tercer parón de selecciones, el Sevilla FC ha superado la primera de las tres partes de la temporada 19/20. No es hora de valorar o predecir cosas que puedan ocurrir a final de esta, ya que como señala el técnico Julen Lopetegui cada vez que interviene ante los medios «nos centramos en el siguiente partido». Sin embargo, sí es momento de hacer un breve repaso y una reflexión sobre lo que nos ha dejado el Sevilla FC desde agosto, mes donde inició su nueva andadura en las competiciones oficiales con un equipo totalmente renovado (al de la temporada 18/19) y un cuerpo técnico motivado e ilusionado por hacer cosas grandes en un club de gran magnitud como es el conjunto hispalense. Por el momento, se han disputado 13 partidos de competición liguera, cuatro de Europa League y ya se ha conocido el rival de la primera fase al que se enfrentará el Sevilla FC en la Copa del Rey.

En Liga Santander, el club nervionense se sitúa en cuarta posición con los mismos puntos que el tercero (Atlético de Madrid) (24) y a tan sólo un punto de los dos favoritos para conquistar el título, como son el Barcelona y el Real Madrid (con un partido menos, ambos se enfrentarán en el clásico del 18 de diciembre). El plantel de Lopetegui, antes de afrontar este nuevo parón, logró una gran gesta, ya que consiguió los tres puntos en el derbi disputado en el Benito Villamarín ante el Real Betis por uno a dos. Antes de ese duelo, el Sevilla FC llegaba con doce partidos disputados en Liga Santander; entre los cuales se hizo con seis victorias (Espanyol, Granada, Alavés, Real Sociedad, Levante y Getafe), tres empates (Celta, Valencia y Atlético de Madrid) y tres derrotas (Eibar, Real Madrid y Barcelona). De esos 24 puntos que tiene el Sevilla FC, cabe destacar que podían haber sido más si no se llega a desaprovechar el 0-2 de Ipurua al descanso o el empate en los últimos instantes ante el Celta en casa y contra el Valencia en Mestalla, pero hay que recordar que el fútbol es lo que tiene y puede pasar de todo.

En lo que se refiere a la competición fetiche (UEFA Europa League), el Sevilla FC ya tiene resuelta la primera fase. Lidera el Grupo A con doce puntos de doce posibles y ya tiene su billete asegurado para los dieciseisavos de final. Venció al Qarabag (0-3) en el partido que abrió la presente edición, superó al Apoel por la mínima en el Ramón Sánchez Pizjuán, y derrotó al conjunto luxemburgués del Dudelange en ambos partidos (en casa 3-0; y allí 2-5). Tan sólo restan dos partidos (Qarabag en Nervión y Apoel en Chipre) con nada en juego, lo que se espera que el entrenador vasco apueste con más fuerza por los jugadores que no están gozando de minutos.

La última competición a la que aspirará el Sevilla FC será la Copa de Su Majestad el Rey, la que aún no ha dado comienzo, pero a la que ya se conoce el primer rival tras el sorteo del pasado domingo. Será ante el club gallego del Bergantiños FC del grupo 1 de Tercera División. Cabe recordar que la nueva Copa se ha modificado respecto a la de otros años, dando más opciones a los equipos de menor categoría y en la que todos los partidos, excepto las semifinales, serán a partido único, lo que aumentan las posibilidades de caer eliminado ante un club de menor calibre. No obstante, al Sevilla FC no le va mal la Copa y tiene fe en repetir título como en el 2010 para hacerse con la sexta en su palmarés particular.

Eso en cuanto a resultados, pero también hay que analizar las estadísticas. En la liga española, los jugadores que más minutos acumulan en los trece primeros partidos son el capitán Jesús Navas y el meta checo Tomas Vaclík, ambos con 1170 minutos en su casillero. Diego Carlos (1154), Fernando (1080) y Ocampos (1029) superan la barrera de los 1000 minutos también. Los futbolistas que aún no han disfrutado de minutos en Liga son, hasta el momento, los dos guardametas Bono y Javi Díaz, el central Sergi Gómez y el delantero israelí Munnas Dabbur. Pozo, con 37 minutos; Bryan Gil, con 36 y Rony Lopes, con sólo 12, no han llegado a los 100 minutos tampoco. El máximo goleador sevillista en Liga es el argentino Lucas Ocampos con 5 dianas, y le siguen el <<Mudo>> Vázquez (3), Jordán, Nolito y De Jong (todos ellos con 2). Éver Banega (4) y Jesús Navas (3) son los que más asistencias han dado hasta la jornada 13. Los rojiblancos más tarjeteros son Fernando (6), Ocampos y Jordán (4), mientras que hasta el día de hoy ningún jugador ha visto la tarjeta roja.

En la UEFA Europa League, las estadísticas son completamente diferentes a las de la Liga, ya que Julen prácticamente ha modificado los onces respecto a una competición y la otra. Gudelj, Pozo y Escudero son los que mayor tiempo han estado sobre el verde en Europa (360 minutos). De los 12 goles anotados en Europa, cinco de ellos han tenido la firma de Munir, mientras que Chicharito, Dabbur y Franco Vázquez se han repartido los demás tantos, dos para cada uno. Dabbur y Munir son los dos máximos asistentes (2), y Gudelj, Pozo, Jordán y Franco Vázquez han recibido una tarjeta amarilla en los cuatro encuentros disputados.

El juego no es excelente, pero sí que está dando sus frutos. Hasta ahora, el técnico opta por formular onces diferentes, tanto en Liga como en Europa League. Al ser una plantilla tan amplia y con tan buenos jugadores, el entrenador de Asteasu tiene que darle mucho a la cabeza antes de cada partido, y a pesar de ser criticado por varias de sus decisiones, está dando minutos a casi todos. El sistema habitual es el de 1-4-3-3, aunque también ha modificado en alguna ocasión el esquema, poniendo un 1-4-4-2 o un 1-4-2-3-1. En la mayoría de los partidos se ha visto un Sevilla que goza de la posesión del balón y domina ante el rival y en la que además dispone de bastantes ocasiones, pero el principal problema ha sido el gol, una cuestión que parece resolverse con el paso de las jornadas. El holandés De Jong está recuperando ese olfato goleador de la pasada temporada en el PSV y Dabbur y Munir están aprovechando los minutos que se les está dando en Europa. Los porteros están poco a poco recuperando su mejor versión, la defensa está siendo sólida, los mediocentros están comprometidos y realizando una labor extraordinaria y los delanteros empiezan a ver puerta. La afición está ilusionada con este plantel, y desde la parroquia sevillista hay esperanzas de conseguir algún título este año, pero es pronto para vaticinar cosas a largo plazo. De momento, la cosa va bien, de notable. Y ahora, este próximo domingo, toca visitar Pucela, a por el Valladolid.