El extremeño Jesús Gil Manzano, de 35 años, arbitró este sábado el partido correspondiente a la jornada 18 en Primera División entre el RCD Mallorca y el Sevilla FC disputado en el estadio de Son Moix, y que finalizó con triunfo hispalense por 0-2. En la sala VOR se encontraba el madrileño Carlos del Cerro Grande, de 43 años.

Un total de 27 faltas se indicaron: 15 cometió el conjunto bermellón, por 12 del cuadro andaluz. Pese a que no son demasiadas faltas, Gil Manzano puso el listón a una altura en la que tuvo que amonestar varias acciones que en condiciones normales igual no hubiesen terminado en tarjeta. En total, cinco jugadores del RCD Mallorca vieron la amarilla (Gámez, Budimir, Baba, Valjent y Sedlar), por tres del Sevilla FC (Navas, Fernando y Reguilón).

Se trató de un duelo con polémica y de cuyo arbitraje se habló demasiado una vez finalizado. Se comentan, sobre todo, cuatro jugadas.

Minuto 20: gol de Diego Carlos. En la repetición se ve como el central del Sevilla FC salta para rematar el balón y con su mano impacta en la cara de Baba. Se trata de un golpe involuntario y que se produce a las espaldas del brasileño, además el centrocampista del conjunto local se encuentra agachado en una posición antinatural y de ahí que el golpe sea en el rostro. Es una jugada en la que entra la interpretación del colegiado y, tras revisarse en el VAR, el gol sube al marcador. A la par de esa acción también existe un agarrón de Valjent a De Jong, algo que se omite cuando se habla de esta jugada. Recordar que el videoarbitraje entra cuando se trata de un error ‘grave y manifiesto’, y esta acción es demasiado abierta como para corregir al colegiado.

Momento en el que Diego Carlos impacta a Baba en la cara

Minuto 27: se reclama penalti de Munir a Lago Junior. Lo cierto es que ambos jugadores van a por la pelota dentro del área y no existe nada punible.

Jugada entre Lago Junior y Munir

Minuto 42: gol anulado a Budimir por fuera de juego. Aunque justo, hay posición ilegal del delantero del RCD Mallorca y el tanto no sube de forma correcta.

Fuera de juego de Budimir

Minuto 60: penalti de Baba a Jordán. En un principio la jugada continua y no se indica nada, pero desde la sala VOR avisan a Gil Manzano, que revisa él mismo la acción en el monitor. No tardó demasiado en tomar una decisión e indicar la pena máxima. En la imagen se ve claro que Baba pisa a Jordán y la pena máxima es evidente.

Baba pisa a Jordán

Como vemos, de las cuatro jugadas, la única que deja dudas y que queda abierta a la interpretación del colegiado es la primera, la del gol de Diego Carlos. En las otras tres no hay lugar a la duda. La nota final para el conjunto arbitral es un 7.

VER ACTA DEL PARTIDO