El vasco Ricardo de Burgos Bengoetxea, de 33 años, fue el encargado de impartir justicia este domingo en el partido correspondiente a la jornada 15 en Primera División entre el Sevilla FC y el  CD Leganés disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán (1-0). En la sala de videoarbitraje se encontraba Alfonso Javier Álvarez Izquierdo, catalán de 47 años.

El duelo contó con un total de 23 faltas: 16 cometió el Sevilla FC, por sólo 7 del CD Leganés. El colegiado decidió amonestar a siete jugadores en total: Óliver Torres, Vázquez y Bryan en los hispalenses; por Awaziem, Óscar, Rosales y Rubén Pérez en los pepineros.

Minuto 42: gol anulado a Vázquez por fuera de juego. La jugada se revisa en el VAR y efectivamente el argentino se encuentra adelantado. El tanto no sube al marcador.

Minuto 93: los jugadores visitantes reclaman mano de Diego Carlos dentro del área. En la repetición se observa que el central del Sevilla FC tiene el brazo pegado al cuerpo y no hay nada punible. El colegiado acierta al no señalar nada.

No fue un enfrentamiento cargado de polémica, aunque sí hubo demasiadas interrupciones y revisiones breves en el VAR. La nota final para el conjunto arbitral es un 6,5.

VER ACTA DEL PARTIDO