El Sevilla FC visita Pamplona para enfrentarse a un Osasuna muy crecido. Los de Jagoba Arrasate despliegan un fútbol muy vertical y equilibrado que encuentra en El Sadar la simbiosis perfecta para desarrollarlo. Se encuentran novenos con 22 puntos y sólo han concedido una derrota en su feudo en lo que va de 2019.

Un Osasuna-Sevilla suele ser sinónimo de rivalidad. Atrás quedaron esos encuentros de tanganas, poco fútbol y predominio claro del físico a la técnica, pero lo cierto es que entre ambos existe un enfrentamiento histórico que ni la evidente diferencia de calidad actual entre ambos puede desvanecer. El Sevilla se va a encontrar a un equipo duro, que ataca de forma intensa y frecuente y al que perdonar suele costar caro.

Arrasate emplea un 4-4-2 claro que busca mucho el juego exterior. En El Sadar buscan presionar arriba y rápidamente salir por fuera para buscar centros y remates. No se lo piensan los rojillos. Tienen claro a qué juegan y lo hacen a máxima intensidad desde el minuto uno de partido.

La portería la sostiene Juan Pérez escudado por una zaga férrea que conforman hombres como Raúl Navas, Roncaglia, David García o Aridane. Los laterales son muy importantes para el técnico vasco y suele emplear a Estupiñan por la izquierda y a Moncayola por la derecha. En la sala de máquinas cuatro hombres ocupan funciones diferentes que siempre buscan el equilibrio, como Roberto Torres, Rubén García, Fran Mérida, Íñigo Pérez, Brasanac u Oier. Estos dos últimos conforman el doble pivote, dejando a los dos primeros más tareas exteriores. En el frente de ataque Arrasate tiene variedad, pero sus hombres preferidos son Chimy Ávila y Adrián.

Claves

Posible once de Arrasate
  • Las bajas del Sevilla obligan a Lopetegui a dar una vuelta de tuerca a su alineación habitual. Es posible que varíe incluso el sistema ante un rival con cualidades para dañar los puntos débiles hispalenses.
  • El ritmo de Osasuna suele pasar factura a los visitantes que no afrontan el encuentro bajo la misma intensidad. Será importante que Lopetegui plantee un partido para sostener el desgaste físico y que la calidad en la delantera pueda marcar las diferencias.
  • Osasuna ataca por fuera y buscas centros laterales de forma continua. Ojo a las llegadas desde el segundo palo tras dichos centros. Es ahí donde más están sumando los rojillos y donde más flaquean los blanquirrojos.