El Sevilla FC recibe este domingo en el Ramón Sánchez Pizjuán al Villarreal CF. Los amarillos llegan con 19 puntos en su haber y tras encadenar seis encuentros consecutivos sin conocer la victoria. Su último tirunfo lejos de Castellón fue el 25 de octubre en su enfrentamiento en Cornellá contra el Espanyol.

El Villarreal es uno de los equipos más similares al Sevilla en los últimos años. Equipo con presupuesto menor, buena cantera y buena política de fichajes que pelea por los puestos europeos. A pesar del discurso de tranquilidad que siempre emana de la entidad, se hace complicado no pensar  que pueden conseguir objetivos mayores y buscar llegar lejos en las competiciones coperas, tanto nacional como internacional. Jugadores para ellos tiene. Y entrenador.

La continuidad de Javier Calleja es una apuesta por un estilo y por una forma de trabajar, ya que es un técnico de la casa que quiere recuperar el juego de posesión. Bajo el 4-1-4-1 que plantea, los castellonenses pretenden dominar en el centro del campo, pero manteniendo un ritmo alto en las transiciones para sorprender a su rival con espacios.

La zaga tiene poca movilidad para Calleja, ya que Asenjo bajo palos y el dúo Albiol y Pau Torres son baluartes principales. Gracias a esta nueva pareja de centrales el Villarreal ha ganado mayor presencia defensiva que la temporada pasada. En los laterales se encuentran Quintillá y Mario Gaspar, dos jugadores de recorrido que suman mucha presencia ofensiva.

Pero es en el centro del campo donde Javi Calleja puede contar con mayores opciones y combinaciones dependiendo del rival al que se enfrente. Iborra, Cazorla y Anguissa suelen permutar posiciones según el dibujo inicial, en el que también entran otros jugadores como Morlanes, Trigueros o Cáseres. Por otro lado, la ofensiva del Villarreal cuenta con mucho jugador dinámico y veloz como Toko Ekambi o Gerard Moreno en punta y Moi Gómez o Samu partiendo desde los costados. Un equipo, sin duda, que vive más cómodo en el intercambio de golpes por las características de este frente de ataque.

Claves

  • El Villarreal domina bien las distintas facetas del juego: tiene hombres tanto para mantener la posesión como para salir al contragolpe, lo que lo hace complicado de contrarrestar.
  • La movilidad de Gerard Moreno permite espacios que aprovechan bien desde segunda línea jugadores como Anguissa o Samu. En las dinámicas ofensivas el Villarreal pueden sorprender si el Sevilla no se encuentra concentrado en las vigilancias.
  • Los laterales suelen dejar espacio a su espalda, lo que puede ser aprovechado por las subidas de Reguilón y Navas.