Jesús Navas ha sido el invitado de hoy en «A Balón Parado». «No entrevistamos futbolistas, conocemos personas», así dice el lema del programa, y una vez más pudimos ver, que para nada es una farsa. El de los Palacios se abrió, con la humildad que lo caracteriza, a todos los espectadores del programa.

La entrevista comenzó con unas palabras del jugador sevillista sobre su estado actual: «Me exijo mucho a mí mismo y siempre aspiro a lo máximo, creo que es la única manera para estar ahí arriba».

Sobre sus aspiraciones a corto plazo con el club añadió lo siguiente: «Quiero volver a levantar otro título con el Sevilla para brindárselo a la afición».

Posteriormente, recibió un vídeo de Joan Jordán y Óliver Torres, donde se le preguntó acerca de la adaptación, no solo de ambos, si no de todas las nuevas adaptaciones, «Lo importante es ser buena persona, lo futbolístico, va y viene». También se le mostró un pequeño mensaje del gaditano Nolito, el de los Palacios agregó que están todo el día bromeando pero que a la hora de la verdad, el extremo sevillista esta muy centrado en el partido y se lo deja todo en el campo.

El presentador, Roberto Arrocha, le preguntó sobre si actualmente se cuestiona como verá su momento presente dentro de unos 20 años: «No me da tiempo a pensarlo, es un partido tras otro».

El protagonista contó una curiosa situación que realiza cada vez que va a disputar un encuentro: «Soy muy nervioso, empiezo a correr por el vestuario 30 o 40 minutos antes para activarme».

Como en algunos de los programas, los entrevistados son sorprendidos por personas cercanas, y esta vez no iba a ser menos. Jesús fue sorprendido por sus 4 hermanos. «Estábamos todo el rato jugando al fútbol, despertando a los vecinos», añadió uno de sus hermanos. Seguido de esto, recibieron una llamada muy emotiva de parte de sus padres, ambos mostraron lo orgullosos que estaban de todos ellos».

Para acabar la entrevista, Roberto, dejó a sus hermanos plantearle unas preguntas a Jesús, en concreto fueron dos:

La primera pegunta: «¿Cual ha sido el mejor momento con tu club?». A lo que Navas respondió: «El momento más especial con mi club fue ver a mi hermano y a mí jugar en el primer equipo»

La segunda pregunta : «¿Que harás cuando cuelgues las botas?». Navas agregó: «Cuando cuelgue las botas, me gustaría seguir vinculado al mundo del fútbol, nunca se sabe de que manera»

«Siempre daré las gracias por haberlo pasado mal, es lo que me ha dado la humildad». Bonita frase con la que el canterano finalizó la entrevista.