César Soto Grado, del comité riojano y debutante en 2019 en Primera División, dirigió el partido correspondiente a los 1/32 de la Copa del Rey entre la UM Escobedo y el Sevilla FC disputado en el estadio Eusebio Arce. El conjunto cántabro se clasificó para esta ronda después de eliminar al Málaga CF (2-0), mientras que los andaluces lo lograron tras dejar en el camino al Bergantiños FC (0-1).

Hasta 25 faltas indicó el colegiado: 14 realizó la UM Escobedo, por 11 del Sevilla FC. Soto Grado amonestó a cuatro futbolistas, dos por cada equipo: Dani y Héctor en los locales, Gudelj y Reguilón en los visitantes.

Se trató de un encuentro dominado de principio a fin por el cuadro de Julen Lopetegui. Eso, sumado al resultado, que con el paso de los minutos fue aumentando, ayudó a que el enfrentamiento acabase siendo bastante limpio y sin jugadas polémicas que destacar.

Aquí termina el sueño de la UM Escobedo en la Copa del Rey, mientras que el Sevilla FC estará presente en el sorteo de 1/16 del próximo martes. La nota final para el trío arbitral es un 8.