El canario Alejandro José Hernández Hernández, de 37 años, arbitró este sábado el partido correspondiente a la jornada 21 en Primera División entre el Sevilla FC y el Granada CF disputado en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán (2-0). En la sala VOR se encontraba el cántabro Adrián Cordero Vega, de 35 años.

Un total de 31 faltas se indicaron a lo largo de los 93 minutos: 13 cometió el Sevilla FC, por 18 del Granada CF. Pese a eso, la mayoría de las amonestaciones fueron para los hispalenses, hasta cuatro (Vázquez, Diego Carlos, Fernández y Sergi Gómez), mientras que los granadinos vieron una amarilla (Antonio Puertas).

Minuto 15: el colegiado señala penalti de Diego Carlos por soltar el brazo a Antonio Puertas. Desde la sala del videoarbitraje aconsejan a Hernández Hernández que vaya a revisar la jugada al monitor, y se corrige a él mismo al comprobar que en el momento de la falta de Diego Carlos el balón todavía no está en juego. Se mantiene así la amonestación para el central pero se manda repetir la falta.

Diego Carlos hace falta, pero el balón está parado

Esa fue prácticamente la única jugada polémica del partido, bien resuelta por el colegiado, al que se le pidió alguna cartulina amarilla más para los visitantes. Sin más, la nota final para el conjunto arbitral es un 7.

VER ACTA DEL PARTIDO