El murciano José María Sánchez Martínez, de 36 años, arbitró este martes el partido correspondiente a los Dieciseisavos de Final de la Copa del Rey entre el Sevilla FC y el Levante UD disputado en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán. El conjunto de Julen Lopetegui lograría el pase a Octavos tras vencer por 3-1. Recordar que en esta ronda aún no hay videoarbitraje, y será ya en la siguiente cuando se pueda utilizar.

Fue un encuentro tranquilo que acabó con pocas faltas, sólo se indicaron 21: el Sevilla FC cometió 12, por 9 del Levante UD. Sánchez Martínez resolvió esto con cuatro amarillas locales (Fernando, Nolito, Banega y Sergi Gómez) por una única amonestación en el equipo de Paco López (Rochina).

Como jugadas a destacar, Luuk de Jong recibe una falta bastante clamorosa dentro del área que debió ser castigada como penalti en la primera mitad, pero que el colegiado no indicó.

En el minuto 78 llega el gol de Óliver Torres para hacer el 3-1, aunque previamente hay un fuera de juego de De Jong. El holandés se encuentra ligeramente adelantado cuando recibe el pase y el tanto no debió subir al marcador. Cierto es que era complicado de ver en directo y con VAR no se habría dado por válido, pero se decidió no implantarlo hasta Octavos.

Fuera de juego de De Jong

Sin más, partido sin mucho que destacar y con un error en cada bando que posiblemente se hubiese resuelto con el videoarbitraje. O no. La nota final es un 6,5.