Rídiculo en Anduva

El Sevilla FC de Julen Lopetegui llegaba a Miranda del Ebro para afrontar el último choque de octavos de la Copa del Rey. Lopetegui ya contó en la previa al partido que entrenaron el partido como una final y así lo demostró sacando al campo un 'once' muy reconocible por todos los aficionados sevillistas. Seis mil espectadores se dieron cita en el Estadio de Anduva esperando ver una nueva proeza del 'matagigantes' Mirandés. Lopetegui optó por colocar a Gudelj en el pivote defensivo pero con órdenes de colocarse como central cuando el Sevilla tuviera la pelota, así Navas y Escudero podrían abrirse con total libertad por las bandas. De poco valieron los planes del entrenador vasco. En el minuto siete ya se adelantaba el MIrandés gracias a un disparo de Matheus. Los de Anduva salieron con la intesidad que les caracteriza y el Sevilla sólo las veía venir. Hasta el minuto quince no trazó una buena jugada colectiva el Sevilla. Tras una conexión de varios  minutos le cayó el balón a Banega dentro del área pero erró en el tiro. Esta jugada despertó al Sevilla que empezó a combinar y combinar en busca del gol del empate. Nada más lejos de la realidad. Los de Lopetegui mejoraron su juego pero una pérdida de Banega propició el segundo tanto del Mirandés que dejó muy tocado a la plantilla sevillista. Tan tocado quedó el equipo de Nervión que pudieron caerle algunos goles más antes de que terminaran los primeros cuarenta y cinco minutos de partido.  Al comienzo de la segunda mitad, el vasco movió fichas en su plantilla y dio entrada al fichaje En-Nesyri, Joan Jordán y Lucas Ocampos, en sustitución de Koundé, Munir y Éver Banega. De poco sirvió el triple cambio de Lopetegui. Al poco tiempo de empezar el segundo tiempo, Diego Carlos cometió un infantil penalti que paró Thomas Vaclik, salvando al Sevilla del tercer gol en contra. Ni detener el penalti sirvió para que el Sevilla subiera su nivel de fútbol, el cual, no pudo ser más bajo en el día de hoy. Y con este nivel de juego sólo podía llegar otro gol más del Mirandés. Tres a cero y ridículo consumado. Un esperpento que ni si quiera redujo el gol final de Nolito que supuso el 3-1 en el luminoso. Si existiera la posibilidad de hacer once cambios, tendría que haberlos hecho Lopetegui. Ningún jugador de la plantilla sevillista tuvo la vergüenza torera de justificar en el césped de Anduva el nombre que se han labrado en esto del fútbol. Ya no hay tres competiciones porque el Sevilla, con su actitud, se ha despedido de la Copa del Rey. La próxima cita de los muchachos de Lopetegui será este domingo frente al Deportivo Alavés en el Ramón Sánchez-Pizjuán.

 

Datos del partido

  • ALINEACIONES
    • CD Mirandés: Limones, Odei, Franquesa, Gonzalez, Sergio G., Merquelanz, Alvaro Peña, A. Sanchez, Alvaro Rey, Malsa, Matheus Aias
    • Sevilla FC: Vaclik, Koundé, Diego Carlos, Jesús Navas, Escudero, Óliver Torres, Banega, Gudelj, Nolito, De Jong, Munir
  • GOLES
    • 7': Matheus Aias (1-0)
    • 30': Matheus Aias (2-0)
    • 85': Alvaro Rey (3-0)
    • 90': Nolito (3-1)
  • TARJETAS
    • Amarillas: Gonzalez (33'), Munir (37'), Diego Carlos (53'), Matheus Aias (55'), Escudero (76'), A. Sanchez (78'), Sergio G. (80'), Nolito (91')