Un reajuste tardío

Con el nuevo año regresaba el fútbol al feudo nervionense. Con él, los deseos al nuevo año. El del Sevilla FC, igualar los buenos registros que el equipo está logrando lejos de la capital andaluza. Enfrente, para conseguirlo, el equipo menos goleado de la Liga, un Athletic muy bien trabajado defensivamente que no pondría fácil el trabajo a los chicos de Julen Lopetegui. Todo tras el homenaje que Jesús Navas recibía antes de comenzar el envite tras sumar 500 partidos con la elástica sevillista. Arrancaba el encuentro sin un dominador capaz de hacerse dueño del esférico. Los hispalenses, con el paso de los minutos, buscarían merodear las inmediaciones de Unai Simón con pocas facilidades, y es que el esquema del cuadro vasco se convertía en un muro perfecto a la hora de evitar las llegadas de los sevillistas. Un disparo lejano de Banega que no encontraría puerta sería uno de los mejores acercamientos de los de Lopetegui en la primera parte, quienes verían como en la primera ocasión de peligro del conjunto visitante Capa recogía el cuero dentro del área para subir el primero al marcador con un disparo raso potente. Una vez más le tocaba remontar en casa a un Sevilla que se quedaba sin ideas ante una defensa muy rocosa. Munir, que hoy desbancaba a De Jong en la delantera, pocas oportunidades tendría en sus botas a lo largo del primer envite. La presencia ofensiva la encabezarían Navas y Ocampos, sin éxito alguno a la hora de hacer la igualada. El lateral izquierdo lo ocupaba en este caso Koundé ante la baja de Reguilón, una ausencia más que notable a la hora de sumar inmersiones por el carril izquierdo del Ramón Sánchez-Pizjuán. Con una desesperación notable por parte de los jugadores hispalenses se llegaba al final de la primera parte con un respetable que despedía con música de viento al equipo arbitral. La segunda parte nada tendría que ver con su predecesora. Julen Lopetegui, con las lagunas más que localizadas, introducía a Escudero y De Jong sobre el tapete en detrimento de un Carriço que no tuvo su día y de un Óliver que no termina de encontrarse cuando cae a banda. Cambiaba el dibujo y con él el ritmo del partido, con un Sevilla volcado a por el empate. Cerca estuvo de conseguirlo el holandés con un disparo que se estrellaría en la madera tras pase raso potente de Navas. No cesaba en su empeño el equipo nervionense, que vería como tras un centro de Ocampos, Unai Nuñez en un intento de despeje introducía el balón en su propia portería. Con el aliento de la afición, el conjunto sevillista no paró de buscar el gol de la victoria. Tras momentos de claro dominio sobre su rival, poco a poco las sombras volvían a la hora de llegar a la zona de tres cuartos. Con el conjunto vasco encerrado en su campo llegaría el final del encuentro. Dos mitades bien diferenciadas que reparten los puntos entre ambos equipos antes de afrontar el barón liguero.

 

Datos del partido

  • ALINEACIONES
    • Sevilla FC: Vaclik, Carriço, Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos, Banega, Joan Jordán, Fernando, Ocampos, Óliver Torres, Munir
    • Athletic Club: Unai Simón, Unai Núñez, Yeray, I. Martínez, Yuri, Dani García, Ander Capa, Vesga, Raúl García, Kodro, Iñaki Williams
  • GOLES
    • 15': Ander Capa (0-1)
    • 60': Unai Núñez -pp- (1-1)
  • TARJETAS
    • Amarillas: Carriço (31'), Ander Capa (71'), Ocampos (77'), Unai Lopez (84'), Unai Núñez (85'), I. Martínez (87')