El Sevilla FC recibe al Alavés este domingo tras la debacle copera pero con un buen presente en la competición liguera.  El Glorioso llega a los mandos de un Asier Garitano que tiene el objetivo claro de la permanencia, y la buscará desde una identidad que prioriza la buena ocupación de espacios para cerrar líneas rivales y sorprender al contragolpe. Los babazorros se encuentran decimocuartos con 23 puntos y llegan tras caer derrotados por el Villarreal.

Asier Garitano siempre ha utilizado el esquema 4-4-2 allá donde ha entrenado, pero también se ha adaptado a otros dibujos como el 3-5-2 o el 4-3-3. En la portería es un baluarte imprescindible Pacheco, quien es un seguro para los vitorianos. Por delante, cuentan con dos zagueros que se hacen fuertes en repliegue y ante juego aéreo como Laguardia y Rodrigo Ely, aunque también tiene minutos un jugador polivalente en defensa como Ximo Navarro, que jugará ante la sanción del brasileño. En los laterales, Garitano ha ido variando con jugadores como Martín Aguirregabiria o Aleix Vidal en el costado derecho y Rubén Duarte o Adrián Marín en el izquierdo. Aguirregabiria suele guardar la posición y no se prodiga mucho en ataque, mientras que el aún sevillista, que no juega este partido por contrato, sí es más dado a sorprender por fuera. El costado zurdo es muy equilibrado, ya que Garitano gusta por no hacer demasiados alardes ofensivos y menos hará en el Sánchez Pizjuán.

En la sala de máquinas Pere Pons, Borja Sainz, Camarasa o Rioja pueden ocupar demarcaciones centrales, aunque también tienen sitio tanto el incombustible Manu García, como Wakaso. El sistema es determinante para los jugadores elegidos, así como el rival al que el Alavés se enfrente. En la punta de ataque compartirán funciones Joselu y Lucas Pérez, los hombres que dan sentido al juego ofensivo del Alavés. Garitano suele buscar ataques verticales y en esa función resultan claves los apoyos de Joselu y las rupturas al espacio del ex del Arsenal.

Claves

Posible once de Garitano
  • El Alavés buscará un partido cerrado con mucha segunda jugada y pocos espacios. Importante medir bien los tiempos y saber competir en «el barro».
  • Los centrales del Alavés van bien por arriba por lo que de Jong o en-Nesyri tendrán una dura pelea en dicho juego. Si los centros no son de calidad el Alavés tendrá mucho ganado ahí.
  • La baja de Diego Carlos, baluarte defensivo principal del Sevilla.
  • El Alavés basa su juego en estar equilibrado defensivamente para sorprender con espacios. No debería sufrir el Sevilla si está ordenado, pero debe extremar las vigilancias. Especialmente, con Joselu y Lucas Pérez.