El valenciano Antonio Miguel Mateu Lahoz, de 43 años, fue el encargado de arbitrar el partido correspondiente a la 28ª jornada en Primera División entre el Sevilla FC y el Real Betis, el primer duelo de LaLiga después de más de dos meses sin fútbol. Se disputó en un estadio Ramón Sánchez-Pizjuán completamente vacío. En la sala VOR se encontraba el catalán de 44 años Xavier Estrada Fernández.

Un total de 29 faltas indicó Mateu Lahoz a lo largo del enfrentamiento, de las cuales 13 fueron cometidas por el Sevilla FC, por 16 del Real Betis. No se trató de un duelo violento ni con faltas duras, y tan solo se mostraron dos amarillas, ambas para el conjunto de Rubi en la segunda mitad: Emerson y Bartra.

La jugada polémica llegó en el minuto 54, cuando Mateu Lahoz señala penalti de Bartra sobre De Jong. En el salto, el defensor bético le pone el brazo en la nuca al delantero sevillista, le impide elevarse y lo derriba. El colegiado no lo dudó un segundo. Después de que la jugada fuese revisada por el VAR, se ratificó la pena máxima. El videoarbitraje poco pudo hacer en esta acción, pues la jugada es completamente interpretable, queda a juicio del colegiado. No se trata de un penalti clamoroso, pero diríamos que se puede pitar perfectamente.

Penalti de Bartra a De Jong

En líneas generales, arbitraje bastante acertado por parte de Mateu Lahoz y los suyos. Lo único destacable, ese penalti que para algunos existe y para otros no será suficiente. Por lo demás, bastante correcto a la hora de señalar las faltas y amonestar. La nota final es un 7,5.