Victoria de mucho peso del Sevilla en la noche del Domingo ante un Mallorca que pese a jugarse prácticamente una de sus últimas balas no pudo hacer más que mirar de forma compasiva como le pasaba por encima un trailer. A falta de un punto o de la posible derrota o empate del Villarreal mañana en casa ante la Real Sociedad, el Sevilla FC certificaría de manera impecable su clasificación a la máxima competición europea.

Bono (8): Poco trabajo pero resolvió bien. Además, asistió en el 2-0 en la conexión marroquí.

Jesús Navas (8): Incansable el correcaminos palaciego. Ahora mismo pocos laterales en el mundo hay a su nivel.

Koundé (8): Si la liga tuviera 80 partidos, sería el mejor central. Va creciendo exageradamente cada partido de una forma que personalmente, da hasta miedo.

Diego Carlos (9): Contundente, eficaz y sobrio. Es que en la palabra central en el diccionario debería de venir su foto.

Reguilón (7): Le falta esa lucidez en defensa y ataque de un jugador que juega excitado en todas sus jugadas.

Fernando (8): ¿Por qué todos los mediocentros esplendidos roban igual?

Banega (9): Esta en modo orgasmo constante. Y ya cuando se pone a defender apretando los dientes, apaga y vámonos.

Joan Jordán (8): Menudo box to box. Templa, distribuye, roba, guarda, desborda, rompe y filtra. Y encima, cumple a la perfección el rol.

Munir (6): Desaparecido en la cima del ataque pero al menos le pone ganas y mejora la velocidad. La banda le viene mejor para sorprender.

Olíver (7): Tiene chispa y desparpajo técnico pero no le acompaña la velocidad en ocasiones.

Ocampos (9): Desborda, rompe y aprieta a todo el que se acerca a él. Encima, la confianza que tiene para lanzar el penalti así dice mucho. Sobresaliente.

SUSTITUCIONES.

En-Nesyri (7): Por fin marcó. Tras fallar otras dos más, dicho sea de paso. Lo de enseñarle la camiseta al tendido está muy bien Youssef, pero cuando haya gente -y motivos-.

Gudelj (7): Qué básico se antoja todo lo que hace. Imprescindible.

Suso (5): Apagado o fuera de cobertura -en banda-.

De Jong (6): Bajar balones y aliviar un poco las caídas. Tampoco podía hacer mucho más.

Mudo Vázquez (5): Más light que una 0’0.