El catalán de 35 años David Medié Jiménez arbitró este jueves el partido correspondiente a la jornada 35 en Primera División entre el Athletic Club y el Sevilla FC disputado en el estadio de San Mamés, y que finalizó con victoria visitante por 1-2. En la sala VOR se encontraba el gallego Ignacio Iglesias Villanueva, de 45 años.

El colegiado indicó hasta 27 faltas a lo largo de encuentro, de las cuales 18 cometió el Athletic Club, por 9 del Sevilla FC. Esto se resolvió con tres amarillas para el conjunto de Garitano (Núñez, De Marcos y Dani García) por dos cartulinas para el equipo de Lopetegui (Banega y Ocampos).

Al acabar el partido, en el Athletic Club protestaron sobre todo dos jugadas polémicas:

Minuto 68: falta de Dani García a Munir. Tras ver la repetición no parece claro que haya contacto, y de esa falta llegó el empate a uno. Sí es cierto que en directo lo pareció y el VAR no entra en las faltas.

Falta que indicó el colegiado

Minuto 85: agarrón de Munir a Íñigo Martínez dentro del área. La falta es clara, pero se produce cuando el córner todavía no se había puesto en juego, el balón estaba parado en la esquina y cuando se pone en movimiento el agarrón termina. Se acierta al no indicar la pena máxima, y lo más correcto habría sido repetir el saque de esquina. En cualquier caso, no hay penalti.

El agarrón acaba y el balón sigue parado

Sin más, arbitraje que pese a todo acabó con polémica con esas acciones en la segunda parte. La nota final para el conjunto arbitral es un 6,5.

VER ACTA DEL PARTIDO