Con el matemático pase a la próxima edición de la mejor competiciones de clubes, el Sevilla FC viaja a la capital guipuzcoana en busca de no romper la racha de partidos que acumula sin conocer la derrota y con el objetivo de finalizar la presente campaña en tercera posición. Tras la cuarta victoria consecutiva en el último encuentro ante el RCD Mallorca (2-0), el conjunto de Julen Lopetegui mira de cerca los dos compromisos de esta semana para cerrar la competición.

Enfrente no tendrá un rival asequible, pues los pupilos de Imanol Alguacil han demostrado ser un equipo muy compacto, muy agresivo y uno de los que mejor trata el balón en la máxima categoría. A eso hay que añadirle el espíritu ganador en cada partido, aunque por momentos, no haya caído la suerte de su lado. Se han metido en la final de la Copa del Rey esta temporada y además luchan por entrar de nuevo en la competición fetiche del Sevilla FC, la UEFA Europa League.

El habitual esquema por el que suele optar el oriotarra y técnico txuriurdin Imanol Alguacil es el de 1-4-2-3-1, donde los pivotes buscan dar salida de balón y los laterales amplían el terreno de juego para tener más llegada por ambas bandas. En la portería, durante toda la temporada, ha decidido poner bajo palos a la incorporación del pasado verano, Álex Remiro. No obstante, el que le compite la posición, Miguel Ángel Moyá, le ha arrebatado el puesto en los últimos cuatro encuentros. Por tanto, será el elegido, salvo sorpresa.

En defensa, la pareja de centrales habitual la conforman Llorente y Aritz o Le Normand, pero como el beasaindarra cayó lesionado ante el Granada, los dos hombres predestinados a ocupar la zaga defensiva serán el internacional español y el francés Le Normand. Todo hace indicar que los laterales serán para Monreal y Gorosabel, aunque podría reaparecer Zaldua tras la lesión en el partido frente al colista hace unas semanas.

El pivote del que veníamos hablando anteriormente, lo ocuparán Merino y Zubeldia o Zubimendi. Este último, el canterano realista, se ha echado a la espalda del equipo en estos últimos partidos y podría ser de la partida en el día de mañana ante un mediocampo muy técnico como el del Sevilla FC.

En el interior derecho, y a pesar de retirarse en el estadio de La Cerámica por molestias en la rodilla, el noruego y uno de los jugadores revelación de esta Liga, Martin Odegaard, es el favorito para la banda. En el otro flanco, o bien Oyarzabal o Portu o Barrenetxea pueden ocuparla, aunque lo cierto es que quien no la ocupe, posiblemente el primero de ellos, se meta por dentro y por delante de los pivotes para intentar ganar segundas jugadas y salir por fuera actuando como mediapunta. Finalmente, la gran cuestión es saber quien jugará como punta de ataque, puesto que los dos delanteros (Isak y W. José) están rotando cada partido y ambos llegan en un gran momento. Sobre todo, el brasileño Willian José, que anotó el primer gol en Villareal.

La Real Sociedad de Imanol Alguacil ha tenido tres días de intenso trabajo en la oficina para saber como hacer daño a un conjunto de Champions. Todo preparado en el Reale Arena para disfrutar de dos auténticos equipazos. Que ruede el balón.