The King in the South (El Rey en el Sur)

Esta historia ya la conocemos, esta historia parece sacada de una película de Denzel Washington, que decía algo así como «Déjà vu» quiero recordar. En resumidas cuentas, una historia de cine con música del maestro Morricone y cuya sinopsis que dice así:

Nos situamos en un coliseo, al más puro estilo gladiador, y nuestros guerreros no sobrepasan la treintena de hombres. Entre ellos tenemos luchadores que proceden de lejanas tierras brasileñas, argentinas, holandesas o hispánicas. Los comandantes de esta tropa son un utrerano, uno de la isla de león y un vasco…esto me vuelve a sonar, ¿dónde he visto esto antes?

Pasan los meses y avanzan las duras campañas que nos llevan por todos los territorios dónde hay arenas de primer nivel, españolas y europeas. Las mieles de la victoria o las tablas técnicas se saborean una y otra vez, con garra, dureza, casta y mucho coraje.

De norte a sur, de este a oeste, y siempre la ilusión invade a los seguidores de esta tropa sevillana. Curioso que a uno de los comandantes no lo querían en nuestras tierras porque venía de fracasar en la capital del reino, y a otro lo llamaban marioneta…del león no había dudas, siempre ruge con fuerza.

Pero esto va acabando y liderados por un mago en la arena cumplimos con nuestro objetivo, viajar por los grandes escenarios europeos bajo un manto de estrellas.  Esto no queda aquí, porque aún nos quedará pelear con la mismísima Roma.

Ahora están en la caseta, todos reunidos, se escuchan voces como: vencimos a reyes norteños, que tiemblen los siguientes, fuerza y honor, unidos somos más fuertes…pero entonces al final de la sala se levanta un duende, incansable y peleón grita: los Reyes del sur…todos callan, y un holandés pregunta al compañero de al lado: what did Jesus say?; The King in the South le contesta un balcánico con grandes dibujos en su cuerpo.

Y llegó el milagro, todos alzan sus espadas (copas) y gritan en pie: El Rey en el Sur, El Rey en el Sur…el Sevilla Fútbol Club