El holandés Björn Kuipers, de 47 años, arbitró este jueves el partido correspondiente a los Octavos de Final de la Europa League entre el Sevilla FC y la AS Roma, disputado a una carta en el estadio MSV Arena de Alemania (2-0). En el videoarbitraje se encontraba el también holandés Dennis Higler, de 34 años.

Hasta 32 faltas se indicaron a lo largo del enfrentamiento, de las cuáles 11 cometió el Sevilla FC, por 21 de la AS Roma. Pese a esta diferencia, ambos conjuntos vieron las mismas cartulinas amarillas, dos. Diego Carlos y Jordán en el conjunto de Lopetegui; Kolarov y Pellegrini en los de Fonseca. En el minuto 98, Mancini vio la tarjeta roja (después de que el colegiado consultara el monitor) por un codazo a la cabeza de De Jong.

En cuanto a jugadas protestadas, en la primera mitad se pidió un penalti en cada bando. El Sevilla FC reclamó mano de la Roma dentro del área, pero no existió tal infracción. Los italianos, por su parte, exigieron pena máxima de Diego Carlos, pero el central robó el balón limpiamente.

Minuto 65: dura entrada de Peres con la rodilla al tobillo de Reguilón. La falta es, como mínimo, de tarjeta amarilla, pero de manera incomprensible no la mostró el colegiado. Estuvo al límite.

Minuto 73: gol anulado por fuera de juego de Koundé. En la repetición parece que el central del Sevilla FC tiene la cabeza ligeramente adelantada, aunque la televisión no ofreció una imagen con la línea del fuera de juego trazada desde el VAR.

Minuto 98: roja a Mancini. En un principio se le muestra la amarilla, pero desde el videoarbitraje se avisa a Björn, este va al monitor y cambio el color de la tarjeta a roja. Es justa, pues el movimiento del brazo es antinatural y bastante feo a la cabeza de Luuk de Jong.

Por último, comentar que se echó en falta alguna que otra amonestación más al equipo de Fonseca, que prácticamente dobló al Sevilla FC en número de faltas. La nota final para el conjunto arbitral es un 7.