Sexta dinastía del Rey de Nervión

Intratable. Epopéyico. Inigualable. No sabemos qué decir ante este equipo. Las palabras que puedan definir el hito del club situado en el barrio de Nervión no existen y deberían ser inventadas solo y exclusivamente para poder solucionar este problema dialéctico.

El Sevilla volvió a demostrar a toda Europa que es el Rey de la competición y sigue sin conocer la derrota en una final de UEFA. Esta vez, tampoco podían acogerse algunos a la mofa por el rival a batir, puesto que se enfrentaban al segundo equipo de la clasificación italiana, al histórico Inter de Milán, que llevaba una racha bastante positiva de victorias. Imponían algo de miedo tras la manita que le cayó al Shakthar. Pero el Sevilla no es el Shakthar y, por desgracia para Conte, el Inter tampoco.

El partido comenzó cuesta arriba para los de Lopetegui, en una desafortunada acción de Diego Carlos a los tres minutos de partido, que cometía su tercer penalti consecutivo en esta competición. Lukaku le ganó en carrera y el central, llegó tarde a la hora de derribar al delantero interista. El belga no perdonaba y para dentro. 0-1.

Pero pobre del que pensara que el Sevilla bajaría los brazos. Pobre de aquel que se olvidará aquel lema compuesto por Don Javier Labandón. Dicen que nunca se rinde y a los once minutos de partido, Jesús Navas le regaló una asistencia magnífica a un excelso Luuk de Jong que remató de cabeza a la altura de la cintura y Handanovic tan solo pudo ver como el balón entraba en las redes de su portería.

Minutos más tarde, Diego Carlos pudo hacer un posible penalti tras darle el balón en la mano pero el árbitro Danny Makkelie consideró que fue involuntaria y, por lo tanto, el juego siguió.

En el '32, una falta sacada por el mago de Rosario llegó de nuevo al gigante holandés que, sin marcaje debido a su posición lejana a la portería, hizo un remate exquisito y bombeado, imposible para el portero rival. Se producía la remontada sevillista. Pero cuando estábamos recuperándonos del éxtasis nervionense, el ex-atlético Godín puso las tablas en el marcador con un cabezazo impecable tras una falta. Con el empate se llegó al marcador.

Tras el descanso, el partido estuvo marcado por idas y venidas por parte de ambos equipos. A destacar, un mano a mano entre Lukaku y Bono que el meta marroquí resolvió una vez más de diez. Minutos más tarde, una nueva falta sacada por Banega cerca del área de Handanovic, desembocó en un despeje de la defensa interista, con Diego Carlos atrapando el balón en un rechace haciendo una chilena un poco desviada y finalizando Lukaku la jugada en un intento de despeje que terminó convirtiéndose en el doblete de la noche por parte del belga aunque, por suerte, esta vez se produjo en propia meta. 3-2.

A partir de ahí, el equipo de Lopetegui hizo lo que mejor se le ha estado dando en los partidos post-covid: aguantar el resultado como jabatos. Lo hizo contra el Mallorca en aquel final de infarto, lo hizo contra el Athletic Club en San Mamés, contra el Wolves en los últimos minutos y lo hizo contra el United. Y hoy no iba a ser menos. Incluso hubo una jugada en el área sevillista que pudo acabar en empate, pero Koundé una vez más sacó el balón en la línea de gol. Poco más a destacar de los minutos finales, que terminó con un nuevo trofeo para las vitrinas sevillistas.

Nuestro capitán Jesús Navas lloraba desconsoladamente por ver como levantaría una copa como capitán del equipo de sus amores, Banega se despedía como jugador sevillista tocando una vez más plata, De Jong se consolidó finalmente tras un año de dudas y reproches por parte de la afición sevillista (yo también me incluyo en ese grupo) y se erigió como MVP de la final tras su doblete y por primera vez, tras la muerte de Reyes, el Sevilla volvería a ganar una nueva copa de la UEFA, donde precisamente José Antonio es el futbolista con más títulos en la historia de esta competición.

Las casas de apuestas daban como favoritos al Inter, pero tuvieron la desfachatez de no meter en sus cálculos aritméticos el romance que vive esta copa con el Sevilla. Y es que este amor puede con todo. Un amor que ya cumple seis dinastías con el Rey de Nervión. Y que sean muchas más.

 

Datos del partido

  • ALINEACIONES
    • Sevilla FC: Bono, Jesús Navas, Koundé, Reguilón, Diego Carlos, Banega, Joan Jordán, Fernando, De Jong, Suso, Ocampos
    • FC Inter: Samir Handanovic, Stefan de Vrij, Alessandro Bastoni, Godín, Marcelo Brozovic, Nicolò Barella, Danilo D'Ambrosio, Ashley Young, Roberto Gagliardini, Lautaro Martínez, Romelu Lukaku
  • GOLES
    • 5': Romelu Lukaku -p- (0-1)
    • 12': De Jong (1-1)
    • 33': De Jong (2-1)
    • 35': Godín (2-2)
    • 74': Romelu Lukaku -pp- (3-2)
  • TARJETAS
    • Amarillas: Diego Carlos (4'), Nicolò Barella (41'), Banega (45'), Alessandro Bastoni (55'), Roberto Gagliardini (73')

Resumen del partido