El Sevilla debutaba en la fase de grupos de la UEFA Champions League dos temporadas después. Lo hacía en Satmford Bridge ante el Chelsea de Frank Lampard. Partido muy serio de los de Lopetegui que no encontraron el gol y que sacaron, un punto tras un 0-0 en el marcador final.

Bono (7): Muy seguro con los pies. Mucha sangre fría y confianza del portero marroquí con la pelota, lo cual ayudó mucho a la salida y circulación de balón desde atrás. Seguro cuando tuvo que intervenir.

Jesús Navas (6): Apenas apareció en la primera mitad en ataque y eso el equipo lo acusó. Poco a poco fue entrando en juego en la segunda parte y empezó a generar más peligro el Sevilla cuando empezó a asociarse con Ocampos. Sólido en defensa.

Sergi Gómez (5): Se lesionó cuando se llevaba jugado poco más de 30 minutos. Hasta entonces estaba cumpliendo correctamente y sin complicaciones.

Diego Carlos (6): Ayudando siempre en la salida de balón. Se atrevió en varias ocasiones a adelantar su posición con el balón en los pies. Como siempre, contundente en defensa.

Acuña (7): Desde su llegada, el mejor encuentro del argentino. En defensa cumplió y en ataque continuamente fue un peligro para el lateral del equipo blue. Dejó algunos destellos de mucha calidad que le servían para saciarse de su marca.

Gudelj (9): El mejor del partido. Cortó todo lo que pasaba por el medio del campo. Serio y contundente con la pelota. Tuvo la ocasión más clara en la primera parte, de cabeza, que salvó el guardameta del Chelsea con una increíble mano. Se introdujo, en varias facetas del juego, entre los centrales para ayudar en labores defensivas.

Fernando (8): Todoterreno. Hasta que tuvo que suplir a Sergi Gómez en el eje de la zaga, apareció por todas las partes del campo, incluso ayudando cayendo a banda. Desde que empezó a jugar de central, muy seguro y sin conceder nada a los atacantes rivales. No tuvo ningún problema con Werner, quien a priori era el delantero más peligroso.

Rakitic (6): Algo mejor el croata. Se le sigue pidiendo más, pero mejoró algo con respecto a otros encuentros. Con mucha importancia en las jugadas a balón parado.

Suso (5): Se esperaba algo más de él. Faltó que se ofreciese un poco más para dejar que su calidad salga a la luz e inquiete a la defensa rival. Se le esperaba que cayese más por dentro.

Ocampos  (7): Incansable. Se entendió mejor con Acuña en la primera parte y no paró de encarar. Cuando Lopetegui lo cambió a la derecha con Navas, fue cuando llegaron las oportunidades de más peligro del conjunto nervionense.

De Jong (5): No apareció en el ataque. Ayudó mucho en labores defensivas y buscaba constantemente el balón alejado del área, pero sin mucho éxito. No fue su noche, pese a que intentó acercarse al área rival.

SUPLENTES:

Joan Jordán (5): Salió sin calentar por la lesión de Sergi Gómez. Estuvo bien ayudando en labores defensivas y no pudo apenas aparecer en posiciones más adelantadas. Una de las ocasiones más peligrosas de la segunda parte nació de sus botas tras un muy buen disparo tras la ejecución de un saque de esquina.

Óliver Torres (5): Algo perdido. Entró para jugar caído a la banda izquierda. Buscó tener la pelota, pero precisamente le faltó eso, estar más en contacto con ella.

En-Nesyri (5): No tuvo a penas ocasiones y estuvo a punto de cazar un centro que Thiago Silva le arrebató en los minutos finales del choque.

Franco Vázquez (5): Un clásico en los cambios de Julen. Salió como siempre para pausar el partido y ayudar en defensa y dar oxígeno a sus compañeros más cansados.